Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

DEBATE 4-M EN LA SER DEBATE 4-M EN LA SER Àngels Barceló modera el debate del 4-M: abre Pablo Iglesias y cierra Mónica García

Muñecas y Judas: el rito para llamar a la fertilidad y felicidad en primavera

En la SER nos hemos acercado a esta curiosa, tradicional y desconocida tradición de Alamillo, en la provincia de Ciudad Real

Judas y Muñecas cada sábado de gloria en esta zona del Valle de Alcudia en Ciudad Real

Judas y Muñecas cada sábado de gloria en esta zona del Valle de Alcudia en Ciudad Real / Ayto Alamillo

Al sur de la provincia de Ciudad Real, entre los Campos de Calatrava y las estribaciones de Sierra Morena, se extiende el Valle de Alcudia. Paraje de gran interés y valor ecológico; en un extremo de este valle se encuentra Alamillo. Pequeño y agradable pueblo dónde perviven numerosas costumbres.

Alamillo y el valle han establecido desde siempre una relación de simbiosis basada en la ganadería, la agricultura y el magnífico enclave natural que constituyen. Alamillo conserva una antigua costumbre que quizá debido al aislamiento y desconocimiento de la comarca ha pasado desapercibida pese a su singularidad. Aunque existen celebraciones similares en orígenes y ritual, los 'judas y muñecas' de Alamillo, contienen matices ricos y complejos y ese sabor de lo peculiar que los hace tan atractivo para el investigador y el viajero curioso.

Este viernes nos lo ha contado en 'Hoy por Hoy Castilla-La Mancha' la investigadora Prado Sepúlveda. Se trata de un ritual arraigado y antiguo que mezcla lo religioso y lo pagano, casi lo mágico y que parte de una llamada a la fertilidad. Se trató en su origen de animar al sol, buscar lo positivo y espantar los malos momentos y sensaciones del invierno.

Tanto el Judas como la Muñeca están inmersos en un ritual de sentido plenamente agrario, en el que se asimila la muerte del invierno y la resurrección y despertar de la vida en la primavera tras el sueño invernal. Identificamos con facilidad al judas como el invierno: que muere, duerme o baja a los infiernos cargado con las culpas de la comunidad que se expulsan así mágicamente.

Y la Muñeca con la primavera: que retorna trayendo el sol, la fecundidad y el amor. Son fiestas de exaltación de la vida en manifestaciones múltiples: la vida de los hombres, de los animales y las plantas cuyo principio primordial es el sol y que tiene por objeto la procreación y asegurar así la generación.

En este sábado de gloria la Calle Nueva se llenará de muñecas atadas y elaboradas con papel sobre una cruz que luego será lo único que quede en el momento de quemarlas. Porque atadas con una cuerda se agitan todas a la vez creando una especie de círculo de fuego que forman la parte principal de ese ritual.

Una noche que se convierte en festiva y a las 6 de la mañana cuando antiguamente salía la procesión del encuentro (ahora perdida por la falta de gente) se sacan a los Judas. Unos muñecos realizados con paja y que también se zarandean durante toda la jornada para espantar los malos augurios. Será al día siguiente cuando todo se recoja y se espere una fértil y positiva primavera.

Con más detalle lo explica Prado Sepúlveda, a continuación:

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?