Domingo, 18 de Abril de 2021

Otras localidades

CIENCIA

Cómo elegir el mejor tratamiento para combatir un cáncer de pulmón

Investigadores de Cantabria han descubierto una mutación asociada a cánceres de pulmón más agresivos

Rosa Blanco, Laura Quevedo, Ignacio Varela y Beatriz Monterde, en su laboratorio del IBBTEC.

Rosa Blanco, Laura Quevedo, Ignacio Varela y Beatriz Monterde, en su laboratorio del IBBTEC. / Universidad de Cantabria

Investigadores del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (Ibbtec) y del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla han descubierto una mutación asociada a cánceres de pulmón más agresivos, lo que ayudaría a elegir un tratamiento más adaptado al paciente en función del caso que muestre.

El cáncer de pulmón es la primera causa de muerte por esta dolencia y tiene una de las tasas de supervivencia más bajas, como señala el grupo de investigación que dirige Ignacio Varela en el Ibbtec, centro mixto de investigación entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Universidad de Cantabria (UC).

Con el objetivo de conocer el mecanismo que produce esta enfermedad, en los últimos años se han desarrollado numerosos experimentos de secuenciación que han permitido conocer que los complejos remodeladores de la cromatina están "frecuentemente alterados en cáncer", ha señalado el investigador.

La UC destaca en un comunicado que el trabajo que acaba de publicar la revista 'Oncogene' recoge que aproximadamente un 20 por ciento de los tumores de pulmón pierde la expresión de ARID2, que es una subunidad del complejo remodelador de la cromatina SWI/SNF.

"Es decir, este gen está mutado más frecuentemente que en otros estudios", ha subrayado la investigadora Beatriz Monterde.

Los modelos celulares recreados por los investigadores en este trabajo muestran, así, un incremento de la proliferación y las capacidades de invasión y metástasis de las células cuando se pierde la expresión de ARID2, lo que lleva a pensar que desempeña un papel de supresor tumoral en cáncer de pulmón, ha añadido Monterde.

Así, estas células son "capaces de producir tumores más agresivos y de mayor tamaño".

"Por otro lado, hemos demostrado que la pérdida de ARID2 hace a las células tumorales más sensibles a agentes que producen daño en el ADN, como los empleados en quimioterapia", ha incidido la científica.

De este modo, el resultado de su trabajo apunta a que conocer el perfil mutacional de los tumores de los pacientes ayudaría a decidir qué tratamiento es más aconsejable que siga el paciente.

El estudio, en el que han participado todos los integrantes del grupo de investigación de Genómica Funcional de la Progresión Tumoral del Ibbtec, ha implicado también a otros grupos del mismo centro.

Además, se ha contado con la colaboración del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla; el Hospital Universitario de Tenerife, en Canarias; el Hospital Universitario Central de Asturias y el Instituto Francis Crick de Londres.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?