Jueves, 15 de Abril de 2021

Otras localidades

La Guardia Civil presta auxilio a una mujer que sufrió un atragantamiento

Efectivos de la Guardia Civil de Aguas Nuevas, entidad menor local de Albacete, han prestado auxilio a una mujer de 49 años, vecina de Madrid, que estaba sufriendo un atragantamiento mientras ingería un bocadillo que le obstruyó las vías respiratorias.

Según informa la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete en una nota de prensa, los agentes de servicio le practicaron a la mujer técnicas de primeros auxilios, concretamente la conocida maniobra de ‘Heimlich’, con la que lograron liberar el bloqueo producido por el alimento.

El hecho sucedió en el bar de un área de servicio próxima a la capital albacetense, cuando los efectivos del Cuerpo, que se encontraban tomando un café, encontraron a una mujer con un bocadillo en la mano que, sin poder hablar, se dirigió a ellos haciendo señales evidentes de que se estaba ahogando.

Al observar la expresión de su rostro, el color azulado de sus labios y la ausencia de respiración, los agentes de servicio comenzaron a realizarle los primeros auxilios para conseguir liberar las vías respiratorias, utilizando la maniobra de ‘Heimlich’, y dieron a su vez aviso a los servicios médicos, a través del teléfono de emergencias 112.

Finalmente, tras varios minutos realizando la mencionada maniobra, los agentes pudieron desbloquear las vías respiratorias de la mujer y empezaron a apreciar como comenzaba a respirar levemente hasta que fue recuperando poco a poco la normal respiración y la conciencia.

Hasta el área de servicio se desplazaron los servicios sanitarios del Sescam, cuyo personal facultativo procedió a la atención y valoración del estado de la víctima, que pudo continuar viaje hacia su domicilio en Madrid.

La maniobra de ‘Heimlich’ es una técnica de primeros auxilios que consta de una serie de compresiones abdominales, bajo el diafragma, que se realiza únicamente cuando una persona se está atragantando por un bloqueo en la vías respiratorias, debido a la ingesta de algún alimento o cualquier otro objeto.

Esta maniobra puede realizarse con el auxiliado sentado, de pie o tumbado, e incluso puede practicársela la propia víctima con un objeto saliente que facilite la comprensión sobre el diafragma, ha recordado el instituto armado en su comunicado, donde ha advertido de que los signos de atragantamiento suelen traducirse en imposibilidad de respirar, toser o hablar, así como en la tonalidad azulada de labios o rostro.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?