Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

OCU considera insuficientes las medidas de prevención del contagio en el transporte público de València

El transporte público es el entorno con un mayor riesgo de contagio y donde los usuarios se sienten menos seguros, tal y como revela una encuesta realizada por la OCU

Autobús de la EMT

Autobús de la EMT / Getty Images

Una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizada en noviembre del año pasado sobre una muestra ponderada de 1.023 ciudadanos, revelaba que el servicio donde se percibe un mayor riesgo de contagio por coronavirus es el transporte público, al menos para un 67% de los encuestados. De hecho, el uso del autobús, el metro, el tranvía y cercanías se ha reducido un 29% por este motivo.

El caso es que, cuando se cumple un año del inicio de las medidas de control y prevención del contagio del coronavirus en el transporte público en València, OCU sigue echando en falta ciertas medidas correctoras.

En concreto, en lo que se refiere a Metrovalencia, si bien la empresa pública FGV ha incluido dispensadores de gel hidroalcohólico en las estaciones y los propios vagones, además de aumentar el número de auxiliares covid para tareas de información, apenas controla el aforo, que suele ser excesivo en horas punta. De hecho, las quejas de los usuarios por las aglomeraciones en las estaciones y los vagones son continuas. Y apenas hay 17 pantallas informativas de aforo para un total de 137 estaciones, un número sin duda insuficiente.

En lo que se refiere a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia, las únicas medidas de prevención adoptadas desde el inicio de la pandemia se refieren a los refuerzos de los protocolos de limpieza, a la desinfección diaria de los autobuses y a su ventilación. En este medio de transporte concreto no existen dispensadores de gel hidroalcohólico. Mientras que el control de aforo se realiza "a ojo" por el propio conductor, lo que tampoco evita las aglomeraciones en las horas punta y por lo tanto impide conservar una distancia mínima de seguridad en el interior del autobús.

En definitiva, OCU considera es vital reforzar aún más las medidas de prevención del contagio en el transporte público. Todos los medios deberían disponer de dispensadores de gel hidroalcohólico rellenados al final de cada parada, también en los autobuses, al tiempo que debería seguir aumentándose la frecuencia de paso en horas punta. Esta última medida es probablemente la más importante de todas y una asignatura pendiente en la mayor parte de los municipios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?