Off the recordOff the record
Deportes
VALENCIA BASKET 86 - BASKONIA 81

Partidazo para mantener vivo el sueño

Una trabajadísma y muy sufrida victoria hace que Valencia Basket siga con la esperanza de meterse en los playoffs de la Euroliga. Para lograrlo necesita que Zenit pierda uno de los dos partidos que le quedan, ambos en casa, ante Maccabi y Panathinaikos

Mike Tobey celebra la victoria ante Baskonia / Miguel Ángel Polo / Valencia Basket

Valencia

¡Qué partidazo! y ¡qué sufrimiento! El último minuto se hizo interminable. Porque parecía que Valencia Basket lo tenía ya hecho, pero se sucedían las acciones y nunca conseguía finiquitarlo. Pero en resumen el partido de los de Jaume Ponsarnau fue espectacular. Grande Williams, grande Tobey, grande Prepelic, grandes todos.

Y ahora toca seguir sufriendo, porque ya sabíamos que la victoria era imprescindible para mantener vivo el sueño de acabar entre los ocho primeros, jugar por tanto los playoffs y además lograr de esta forma la clasificación para repetir participación en la Euroliga la próxima temporada.

Había tres resultados posibles además de la victoria propia. Uno ya no se ha dado porque el Real Madrid arrasó al Fenerbahçe en Turquía, así que ahora quedan dos y ambos con el mismo equipo, el Zenit, y en la misma ciudad, en San Petersburgo. Valencia Basket necesita que los rusos pierdan al menos uno de los dos, aunque la mala noticia a priori es que juegan contra equipos que ya no se juegan nada: el Maccabi el viernes y el Panathinaikos el lunes.

Pero en deporte todo puede pasar y la verdad es que Valencia Basket merece conseguir el anhelado objetivo. Simplemente un dato para ejemplificar el porqué: le ha ganado a todos los equipos contra los que se ha enfrentado en esta Euroliga, menos al Barça. Una trayectoria tan buena no puede quedarse sin premio.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad