Viernes, 07 de Mayo de 2021

Otras localidades

Consorcio Zona Franca Vigo

Zona Franca ofrecerá epacios en la planta baja de su nueva sede al uso ciudadano

Las obras del edificio en la calle Areal de Vigo avanzan con la cobertura de su fachada con una lona

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Asociaciones, colectivos, emprendedores, pequeñas empresas y ciudadanos de la ciudad de Vigo tendrán a su disposición muy pronto un nuevo espacio de uso público para todo tipo de actividades en el nuevo edificio que el COnsorciio de Zona Franca está construyendo en el edificio de la calle Arenal con Oporto que en su día albergó el rectorado de la Universidade de Vigo.

La idea del Consorcio es, así, devolver este edificio histórico de la ciudad de Vigo, recientemente adquirido al Concello, a los ciudadanos para que se puedan organizar desde reuniones a cursos con las facilidades que da encontrarse en pleno centro de la ciudad.

De este modo, varias salas de diferentes tamaños, aulas y el propio auditorio, de 140 metros cuadrados, configurarán la oferta abierta a la ciudad para la que se establecerá en su momento un sistema para la reserva de espacios.

El delegado del Estado en Zona Franca, David Regades, ha puesto en valor “la recuperación de patrimonio histórico de la ciudad” pero también “la vuelta a los orígenes de Zona Franca, donde empezó hace 75 años”.

El Consorcio de la Zona Franca inició el pasado mes de noviembre las obras de rehabilitación del edificio de Areal 46, a donde trasladará su sede central, actualmente en Bouzas, en el segundo semestre de este año. De esta forma, la institución liberará a la zona portuaria de sus oficinas y podrá destinar esos espacios a empresas que necesitan estar instaladas allí por su actividad. Junto a ello recuperará una pieza clave en el patrimonio histórico de la ciudad.

La que será nueva sede de Zona Franca en Areal es un edificio con mucha historia. Su primer propietario fue Fernando Carreras, un empresario que había retornado de Cuba y encargó el proyecto de su casa familiar a Manuel de Uceda, de la Academia de San Fernando de Madrid. La obra se terminó de construir en 1865 y fue un hito en su momento. Constituyó el primer gran palacete residencial moderno de la época y los vigueses hacían largos paseos para contemplarlo. Inició una serie de edificios indianos en la ciudad, que después continuaron otros, como el porriñés Manuel Rodríguez con el edificio Bonín de la calle Areal con Oporto o José García Barbón con la Escuela de Artes y Oficios.

Años después el edificio fue adquirido por el Banco de España, que encargó su reforma y modificó la cubierta con un lucernario acristalado, según el proyecto de Eduardo de Adaro, en 1895. Fue en esa etapa cuando se incorporan una serie de buhardillas en el bajo cubierta. Tras la guerra civil, el edificio pasa a ser sede del Gobierno Militar, que encargó otro proyecto de reforma que modificó de nuevo la cubierta e instaló un frontón como remate superior de la fachada norte.

En 1989 el edificio pasa a la titularidad del Concello de Vigo, que lo cede a la Universidad de Vigo para su primer Rectorado. La reforma modifica la fachada Este y sustituye el escudo franquista del frontón por el escudo de la ciudad. Finalmente el Concello recuperó el inmueble y lo vendió en 2020 al Consorcio de la Zona Franca.

La actual reforma en marcha tiene un presupuesto de 3,1 millones de euros y el adjudicatario es una U.T.E. integrada por las empresas Dragados y Prace.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?