Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

UD Almería

El Almería, ante una 'nueva normalidad'

La plantilla empieza a asumir que la vía para subir será la más larga

Es la hora de la reacción para conseguir el ascenso.

Es la hora de la reacción para conseguir el ascenso. / Carlos Miralles

Desde que Turki Al-Sheikh aterrizó en la UD Almería no hay un día tranquilo. Desde los despachos hasta el césped se vive con mucha presión, una presión que va en el sueldo a causa de los objetivos tan altos marcados por el mandatario del club. Con el ministro saudí no valen las medias tintas ni las dudas. Solo quiere valientes en su barco y ha llegado la hora de que el vestuario dé un paso al frente, todo ello empezando por un cambio de chip, porque salvo remontada épica, se ha perdido la vía del ascenso directo, justo la que perseguía Turki.

Hay que subir
Con un proyecto de tres años en sus manos, Mohamed El Assy y Joao Gonçalves diseñaron un plantel de calidad contrastada apostando claramente por el talento y la juventud. De las dudas del inicio se pasó al convencimiento a finales de año y la ilusión se disparó cuando, después de casi dos tercios de Liga, el equipo se metió en plaza de ascenso directo. Poco duró esa alegría y los problemas comenzaron a llamar a la puerta de José Gomes.

El portugués siempre creyó, y de momento no ha cambiado el discurso, en subir por la vía directa, quizá la más sencilla porque en el Play Off juegan otros factores al margen de la calidad. El propio Turki Al-Sheikh quería subir como primero o segundo -más como campeón-, pero el final de esa historia va a cambiar, o en este caso, está cambiando desde la derrota el pasado domingo en Zaragoza.

Nueva vida
El vestuario debe asumir que jugará el Play Off y en esas eliminatorias sería mejor salir a escena como tercer clasificado, sobre todo porque ya no hay penaltis y en caso de empate pasa el equipo mejor clasificado. No está todo perdido ni la temporada es un fracaso si no se asciende directamente, y es la presión lo único que pone en peligro que la entidad juegue la próxima Liga en Primera. El claro ejemplo de que en un Play Off las diferencias se acortan y el papel principal lo toman las dinámicas, es el Elche. En 2020 se clasificó in extremis con sexto y contra todo pronóstico dejó fuera a Real Zaragoza y Girona. La capacidad de Gomes y sus hombres es indudable, porque han demostrado que pueden rendir a un nivel extraordinario, pero deberán examinarse en las eliminatorias. Para aprobar queda aún más de un mes de estudio, de cambio de chip, de adaptación a una nueva vía.

En su mano
Almería, Leganés, Sporting y Rayo Vallecano han perdido regularidad en las últimas semanas y ninguno se encuentra en el pico de rendimiento. Todo puede cambiar de aquí a junio. Lo que ahora es decepción y dudas en el Estadio puede convertirse en ilusión y convencimiento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?