Hoy por Hoy PalenciaHoy por Hoy Palencia
Actualidad
Opinión

Líderes de barro

La Firma de Pedro Brouilhet

"Líderes de barro", la Firma de Pedro Brouilhet

"Líderes de barro", la Firma de Pedro Brouilhet

02:41

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1620374277_467088/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Palencia

Hace poco tiempo parecía que la política española iba a cambiar. Aparecieron dos nuevos partidos que hicieron tambalear los cimientos de los dos grandes partidos tradicionales. Se acababa el bipartidismo. Parecía que nos encaminábamos a una regeneración o un cambio sin precedentes en la política nacional.

Al frente de las dos formaciones estaban Albert Rivera y Pablo Iglesias, dos jóvenes, llenos de ambiciones, muy diferentes, que consiguieron ilusionar a las personas más jóvenes y a muchos desencantados con los partidos tradicionales. Estuvieron a punto de quedar por delante en las elecciones de los dos grandes partidos.

Hicieron entrevistas en todos los medios, salieron juntos en programas, se convirtieron en auténticos líderes sociales y políticos.

Tres años después, por diferentes motivos han dimitido y han dilapidado su prestigio personal y el de sus formaciones. Líderes de barro a los que endiosaron y se endiosaron a sí mismos, con una buena carga de narcisismo en su forma de ser y de pensar. Los dos acabaron por desconectar de sus propios votantes. No escucharon a las voces más críticas, eliminaron a los que pensaban diferentes a ellos en sus formaciones. En poco tiempo sus partidos han perdido la mayor parte de su representación en parlamentos, instituciones, regiones, ciudades...

Se alejaron de sus principios, cometieron los mismos errores de los partidos tradicionales, desconectaron de sus electorados, no apostaron por el bien común y por pactos transversales...

La caída de estos dos políticos es un indicador que no deberían olvidar líderes como Pedro Sánchez, Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado, Santiago Abascal y los distintos líderes de las diferentes formaciones. La política española en los últimos tiempos devora líderes, formaciones, personas.... Líderes de barro cuyos cimientos se tambalean ante la complejidad del momento actual que vive nuestra sociedad. Los votos cambian tanto y la decepción de la gente es tan grande que los resultados electorales son una incógnita. Y no podemos olvidar que en muchas ocasiones la gente vota contra alguien, no porque le ilusione un proyecto como tal

La polarización en bandos antagónicos es lo peor que puede pasar a nuestra sociedad. Nuestros líderes deberían de mirar por el bien común y no sólo por sus posibles votantes. Las futuras elecciones no pueden ser votar contra alguien o contra una determinada ideología.

A mí me gustaría que los partidos presentasen a la sociedad un proyecto de nación, con medidas económicas y sociales concretas para salir de esta situación de pandemia, ofreciendo pactos trasversales en educación, sanidad, pensiones... debatiendo en el parlamento sobre propuestas y no sobre ideologías. Necesitamos que relajen el ambiente y que desde la serenidad ofrezcan programas de gobierno.

Si siguen en los gritos, en la división, en la crispación, escuchando sólo a sus famosos asesores, como Iván Redondo o Miguel Ángel Rodríguez, les pasará con el tiempo lo mismo que a los líderes de Podemos y Ciudadanos. Los verdaderos líderes son los que miran por el bien común de la sociedad, no sólo de una parte. Y últimamente solo se gobierna para la mitad de la población, por desgracia. El ejemplo del Presidente de Estados Unidos puede ser un buen espejo donde mirarse.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad