Hoy por Hoy PalenciaHoy por Hoy Palencia
Actualidad
Opinión

La emoción de Carles Francino

La Firma de Pedro Brouilhet

"La emoción de Carles Francino", la Firma de Pedro Brouilhet

"La emoción de Carles Francino", la Firma de Pedro Brouilhet

02:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1620980273_486227/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Palencia

El lunes me emocioné escuchando las lágrimas de Carles Francino en su vuelta a su programa "La Ventana" de la Cadena Ser.

En poco tiempo nos relató su experiencia, sus sentimientos, sus miedos, sus dudas, su agradecimiento por todo el cariño que ha recibido durante el tiempo que ha estado de baja por el coronavirus. "Si el cariño fuera una hipoteca, yo estaría pagando plazos lo que me queda de vida" nos decía en el editorial con el que comenzaba su programa.

El testimonio de Francino me hacía pensar en todas las personas que han padecido el Covid y en sus familiares. Creo que es necesario que ellos verbalicen y expresen lo que han vivido. Y más necesario es que les escuchemos, seamos capaces de ponernos en su lugar y pensar que nadie estamos libres de esta maldita pandemia.

No me puedo imaginar lo que será la soledad de estar en una habitación de un hospital sin estar rodeado de la familia, aunque tengan todo el cariño del personal sanitario. No me puedo imaginar lo que supone que ha fallecido un familiar y no puedas ir a despedirlo, porque estás confinado o ingresado. No me puedo imaginar el cansancio que muchas personas siguen teniendo después de pasar la enfermedad. No me puedo imaginar el hartazgo de nuestro personal sanitario después de ver las imágenes de este fin de semana. No me puedo imaginar lo que han vivido nuestros mayores. No me puedo imaginar la frustración que viven muchos familiares cuando se niegan a investigar lo que pasó en la primera ola con las Residencias de Personas Mayores.

Las víctimas del bicho que nos asola no son simples números de una estadística fría oficial. Son personas con su historia y vida familiar y social. En la mayoría de los casos no han actuado por imprudencia. Muchos de ellos han sufrido o siguen sufriendo una serie de consecuencias físicas y psíquicas.

Mientras tanto nuestros dirigentes en el parlamento, con una gran empatía con los problemas de la gente, acusan a su oponente de que se le está poniendo la cara de Ribera o de Rodríguez Zapatero. Sin duda lo mejor para acabar con los problemas reales de la gente y las consecuencias de esta pandemia. La mayoría de las formaciones afirma que defienden los intereses de la ciudadanía. Ojalá que fuera así. Los problemas reales de la gente están muy lejos de lo que escuchamos en la sede de la soberanía nacional. Les mandaría a la mayoría al rincón de pensar hasta que lleguen a dar respuesta a todos los problemas que nos están sucediendo a nivel sanitario, social, económico, educativo... El pan A, B, C o D es hacer mejor la vida de la gente y ponerse en el lugar de la gente que lo está pasando tan mal.

Recordando la bondad de tantas personas, que son unos santos de la puerta de al lado, como dice el Papa Francisco, y el compromiso de tantos colectivos que siguen dando lo mejor de sí mismos en esta época, vuelvo al discurso de Carles Francino "quizás deberíamos invertir más energía en las cosas importantes de la vida, las que tienen que ver con los sentimientos nobles, con cuidar a las personas a las que queremos, con intentar que este mundo sea un poquito mejor... Y no perder el tiempo en peleas absurdas y otras gilipolleces."

Bienvenido de nuevo a esta emisora Francino. Tu testimonio me reafirma una vez más que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad