Miércoles, 23 de Junio de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

¿Qué análisis deja para el futuro la derrota del Metropolitano?

De la horrorosa primera parte a la reacción tras el descanso con un gran Portu y nueve canteranos. ¿Qué hizo bien y mal la Real contra el Atlético? Conclusiones que pueden servir para el futuro... a corto y largo plazo

Pacheco y Zubeldia celebran el gol marcado en el Metropolitano

Pacheco y Zubeldia celebran el gol marcado en el Metropolitano / AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

La Real Sociedad regresa de Madrid con una mezcla de sensaciones extraña. La derrota contra el Atlético de Madrid dejó luces y sombras en el equipo txuri-urdin, que empezó horrible el partido, pero que terminó embotellando al líder y casi campeón de Liga. Y todo con un ingrediente que no se puede obviar: Imanol Alguacil tuvo que dejar en el banquillo a titulares habituales como David Silva, Adnan Januzaj, Robin Le Normand, Andoni Gorosabel y Ander Guevara. La fatiga muscular ponía en riesgo que pudieran sufrir algún tipo de lesión muscular que les hiciera perderse el resto de la temporada. Así que la alineación puede decirse que fue de circunstancias, con Modibo Sagnan como titular cuando no era titular en liga desde enero, con Joseba Zaldua en el lateral derecho cuando llevaba tiempo sin salir de inicio, con Guridi repitiendo en el centro de campo, con Portu jugando con molestias y con Monreal saliendo de inicio con fiebre (nada relación con el coronavirus, había dado negativo en el test de antígenos) y con Isak teniendo que ser sustituido al descanso porque jugó sufriendo pequeños pinchazos musculares que ponen en duda su concurso en las dos jornadas que quedan.

Aún así, la Real dio la cara contra el Atlético de Madrid, y la gestión de vestuario que hizo Imanol le llevó a terminar jugando con nueve canteranos en el once, algunos de los cuales no han tenido muchas oportunidades este año por diferentes circunstancias. La primera sombra puede ser hasta lógica, teniendo en cuenta que el equipo estaba cogido con pinzas. Le costó adaptarse a lo que pedía el partido más de media hora, y en ese tiempo el Atlético de Madrid le marcó dos goles y pudo incluso sentenciar el partido. No lo hizo, la Real se repuso y tuvo hasta dos ocasiones claras en las botas de Alexander Isak. Sin contar el penalti que se comió el árbitro y el VAR de Savic a Oyarzabal.

Aunque si hablamos de sombra, hay que citar de forma inevitable a Modibo Sagnan. No era una situación fácil para el central francés, porque llevaba sin ser titular en liga desde enero. Pero también estaba ante una gran oportunidad para demostrar que tiene sitio en esta Real. No la aprovechó. Estuvo errático todo el partido, dio demasiadas facilidades, perdió balones peligrosos, y encima estuvo fatal colocado en el 2-0 del Atlético. Tuvo que ser sustituido en la segunda parte, y ahora su futuro en la Real es incierto. Porque necesita minutos para terminar de hacerse y hay chavales de la cantera que parece que están más preparados que él, así que es carne de cesión este próximo verano. Es injusto centrarse en él, pero es que salió demasiado marcado del Metropolitano.

Las principales luces las encontramos en la segunda parte, en la que la Real reaccionó con hasta nueve jugadores de la cantera de Zubieta sobre el césped. El más destacado de todos ellos fue Jon Pacheco, que va a pasar en 72 horas de jugar en el campo del líder de Primera a jugar un playoff de ascenso a Segunda contra el Andorra con el filial realista. El central de Elizondo salió en la segunda parte, y en sus Segundos 45 minutos (ya había jugado contra el Getafe el curso pasado) demostró que está para que le hagan un hueco en el primer equipo. No cometió ni un solo fallo, hizo todo criterio, con y sin balón, y encima tuvo una buena opción de remate en ataque a la salida de un córner. Pero también Guridi salió bien parado del Metropolitano, porque se rehizo a una mala primera parte y llegando a volver a locos a Koke, Saúl y Kondogboa. Merquelanz también dispuso de buenos minutos, igual que un batallador Bautista. Hasta Roberto Lopez puso criterio en la mediapunta, y no era fácil.

Y es imposible no citar a Barrenetxea. El jovencísimo jugador de 18 años jugó hasta en cuatro puestos diferentes y generó mucho peligro. Empezó de interior izquierdo, se cambió de banda con Portu para colocarse en la derecha en un momento del partido, en la segunda parte pasó al lateral zurdo para cubrir la salida de Monreal, que ya no podía más. Y acabó de carrilero derecho cuando Imanol decidió jugar con tres centrales y laterales largos para acabar embotellando al Atlético. Porque aunque no lo parezca, los donostiarras hicieron méritos suficientes como para haber empatado: tiraron 14 veces sobre la portería de Oblak, por las 12 del Atlético, llegó a superarle en posesión, con un 66% por el 34% de los colchoneros. Son las luces y las sombras de la Real en el Metropolitano. Sensaciones que deben servir para afrontar las dos ultimas estaciones, Valladolid y Osasuna, para terminar de amarrar la ansiada quinta posición de LaLiga.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?