Sociedad

Sotillo cataloga su patrimonio 'oculto'

La localidad ribereña ha presentado su estudio integral del barrio de bodegas subterráneas, con el objetivo de recuperarlo y con las miras futuras puestas en crear un proyecto enoturístico

Bodegas de Sotillo de la Ribera / Imagen facilitada

Sotillo de la Ribera se prepara para algo grande. Algo tan grande como el patrimonio que se oculta bajo sus pies, como son sus bodegas subterráneas. Con ese objetivo de recuperarlas y potenciarlas, se ha encargado un estudio integral de bodegas, lagares y zarceras en la Cuesta de San Jorge, en la parte este del municipio. En total se han catalogado 86 bodegas -de las que un 68 están en buen estado, 8 hundidas, y el resto en estado regular o con diversos tipos de desprendimientos- 99 lagares -de los que un 33% ha desaparecido- y 130 zarceras, con una profundidad media de 13 metros.

"Siempre nos hemos sentido orgullosos de nuestras bodegas. Este amor por ellas viene de muy atrás. Tenemos la suerte de que muchas de ellas están en buen estado, y creemos que es el momento de dar un impulso y pasar a otro estado, como es mejorar toda la zona de las bodegas y lagares. Para eso hubo un grupo que creó una comisión y empezamos a mejorar los accesos a las bodegas de modo tradicional. Se propuso esta posibilidad al Ayuntamiento y nos pusimos manos a la obra, el ADRI nos ha ayudado siempre en esta idea y después contactamos con Alfredo Sanz, uno de los mayores expertos arquitectos de la zona. Es un ribereño más, conoce el mundo de las bodegas y ama este tema", explica el alcalde de la localidad Manuel Callejo, recordando que esto "va más allá del estudio" y "supondrá las bases del desarrollo de la zona de las bodegas".

Lagar

Lagar / Imagen facilitada

El propio arquitecto cuenta especificando sobre los accesos que "a nivel de pavimentación lo ideal es evitar el cemento". "Se han mantenido siglos con caminos de tierras las bodegas, aunque dejando los regueros de nuestros ancestros para que fluya el agua. La calle de los lagares está pavimentada por ejemplo pero por debajo no tiene bodegas. Y puestos a pavimentar hay sistemas de gravillas y demás, hay soluciones. Hasta ahora se han hecho cosas con buena fe pero falta de conocimiento, y ahora tenemos soluciones constructivas para hacer las cosas bien", añade.

Para la elaboración de este sestudio no sólo se ha tenido en cuenta el estado estructural de estas estos espacios, sino que cuenta también con apuntes de la historia (las bodegas más antiguas se construyeron en el siglo XVI. Y el gran desarrollo del comercio del vino en el siglo XVIII se tradujo en una amplia construcción de bodegas y lagares y la renovación de lo que ya había) la geología, topografía y la etnografía. Y es que el autor afirma que el buen estado de conservación de un buen número de bodegas y lagares se debe por una parte a que están en uso, en gran medida por las peñas de la localidad, 24 de las cuales tienen en ellas su lugar de recreo. También se ha referido a la Comisión de usuarios de bodegas tradicionales, que organizan la Feria “Sotillo, el vino y yo” y las jornadas de cooperación colectiva a través de las cuales de forma voluntaria se limpia y adecenta el entorno de estas bodega en la Cuesta de San Jorge,

La intención a futuro es favorecer la instalación de microempresas, proteger la zona de las bodegas y adaptarla a los nuevos tiempos, "para que a través de otras iniciativas que haga el ayuntamiento como la feria del vino y que se celebrará el 18 de julio si nada se tuerce, demos a conocer estas bodegas, presentándoles todas las mejoras y en definitiva que recuperemos el entorno etnográfico", cuenta el alcalde, apuntando a un proyecto enoturístico futuro que también aporte caché y relevancia a la localidad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00