Política

Malestar, desconcierto y miedo entre los alcaldes socialistas madrileños

La gestora del PSOE-M se reunió con sus alcaldes socialistas para tratar de mejorar la conexión con sus municipios, pero la reunión se vio dinamitada por una carta crítica de los ediles de Getafe, Fuenlabrada y Alcorcón, que ha levantado ampollas entre el resto de los alcaldes

Pedro Sánchez junto a Ángel Gabilondo y Sara Hernández / getty images

Madrid

La gestora del PSOE-M se reunió este lunes con los 59 alcaldes socialistas. Sobre el papel, “para tratar de mejorar la conexión entre el grupo parlamentario y los municipios” y “ampliar el debate ideológico para acercarnos a una mayoría más amplia”. Pero esa reunión – programada ya desde hace semanas- trataba también de apagar el miedo que aflora entre los ayuntamientos gobernados por el PSOE. Tras el batacazo del 4M, son muchos los alcaldes socialistas que empiezan a temer ya que esa debacle les haga perder sus ayuntamientos en 2023.

El vértigo a un nuevo tropiezo empieza a calar en algunas zonas, pero no todos lo han verbalizado públicamente. Por ahora solo tres han dado ese paso, Sara Hernández – Getafe-, Javier Ayala -Fuenlabrada- y Natalia de Andrés – Alcorcón-, que han firmado una carta conjunta reivindicando un espacio propio y autonomía "sin tutelas" para evitar que Ferraz tome el control del Partido Socialista en Madrid.

Esa carta no ha gustado nada entre el resto de los alcaldes socialistas. "Provocó bastante malestar", según varias fuentes presentes en esa reunión. Prueba de ello es que anoche hubo bastantes reproches durante la reunión telemática interna que mantuvieron con la gestora. Algunos alcaldes socialistas como Javier Rodríguez – Alcalá de Henares- les afeó que hubiesen abierto un frente que todavía no toca, precisamente ahora, en un momento delicado cuando el Presidente Pedro Sánchez tiene a todo el país expectante por los indultos a los independentistas. Otros alcaldes les reprocharon un “personalismos inaceptable”, e incluso la presidenta de la gestora, Isaura Leal, insinuó que había sido desleales con esa carta, aunque nunca llegó a pronunciar esa palabra, porque en lugar de hablar internamente de esas inquietudes en la reunión, se optó por publicar esa carta crítica el mismo día de la reunión, dinamitado el encuentro.

Algunos alcaldes sospechan que el motivo real de esa carta esconde la voluntad de algunos alcaldes para postularse como candidatos a Secretario General del PSOE-M, como Natalia de Andrés o Javier Ayala. Otros dirigentes socialistas de peso lo definen con esta frase: “Saco la cabeza, miro el tiempo y si llueve la vuelvo a meter”. En esa línea, se expresa también en privado otro veterano socialista que reconoce que se precipitaron con esa crítica pública: “se han adelantado demasiado” porque “están nerviosos, temen perder sus alcaldías”. Y algunos recuerdan con ironía que Sara Hernández no se sintió tutela por Ferraz cuando Pedro Sánchez la eligió a dedo como secretaria general del partido en Madrid.

Los municipios en la Asamblea

La Gestora de los socialistas madrileños defiende “la importancia de consolidar y robustecer la coordinación entre municipios, Gobierno España, partido y Grupo Parlamentario en la Asamblea de Madrid”, y por eso creen que “el municipio esté en la Asamblea y la Asamblea en el municipio”, según expresó el responsable de Organización de la Gestora, Fran Martín.

Pero la realidad es otra. Los estatutos del partido impiden la duplicidad de cargos, de tal forma que un alcalde no puede ser diputado en la Asamblea de Madrid. Ese fue el motivo que llevó a Juan Lobato a dimitir como alcalde de Soto del Real para ocupar un escaño en Vallecas, o el que ha empujado a Mónica Carazo – jefa de campaña de Ángel Gabilondo- a renunciar a su acta de diputada para poder seguir siendo vicealcaldesa de Rivas – intentó mantener los dos cargos, pero no le dieron permiso-.

Pero hay otro ejemplo aún más elocuente sobre la desconexión de los alcaldes con la dirección del PSOE-M. En 2017, cuando José Manuel Franco se convirtió en el Secretario General del PSOE-M, se tomó la decisión de no incluir a ningún alcalde dentro de la Ejecutiva socialista. Para paliar el malestar que creó aquella medida, se anunció la creación de un Consejo de Alcaldes. El problema es que aquel Consejo nunca se llegó a constituir, nunca se nombró a ningún representante y nunca funcionó. “Aquel fue el gran error de la anterior Ejecutiva”, confiesa a Radio Madrid un histórico alcalde socialista, que confía en que se pueda enmendar ese problema en un futuro.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad