Jueves, 23 de Septiembre de 2021

Otras localidades

SER FARMACIA

Qué debemos tener en cuenta para evitar reacciones de fotosensibilidad o alergia solar

Recuerda que hay medicamentos que, aun no siendo para la piel, pueden tener contraindicaciones a la hora de tomar el sol

Qué debemos tener en cuenta para evitar reacciones de fotosensibilidad o alergia solar

farmaciaalbacete.es/

La fotosensibilidad es un efecto secundario de ciertos medicamentos que se presenta cuando la persona que se trata con ellos se expone al sol. Algunos principios activos hacen que la piel sea más sensible y, si no se tiene cuidado, puede derivar en lesiones de la piel, como placas rojas o ampollas. En Hoy por Hoy Albacete lo ha explicado Alicia García, farmacéutica adjunta de Farmacia Albacete 24 horas, en la calle Tejares.

Los medicamentos fotosensibles no se llevan bien con el sol, pero en este caso los mayores perjudicados son ellos mismos. La luz puede alterar sus propiedades físico-químicas y farmacológicas.

Los medicamentos fotosensibilizantes son aquellos que no se llevan bien con el sol pero, a diferencia de los fotosensibles, en esta ocasión los grandes perjudicados no son ellos sino nosotros mismos. Estos medicamentos se caracterizan por ocasionar reacciones nocivas en nuestra piel en combinación con la radiación ultravioleta.

¿Cómo reconocemos los medicamentos fotosensibilizantes?

Por un símbolo en el cartonaje en forma de triángulo rojo, con un sol parcialmente tapado por una nube en su interior, y una leyenda debajo del triángulo que pone "Fotosensibilidad: ver prospecto". Existen muchos medicamentos fotosensibilizantes, entre ellos están los anticonceptivos, antibióticos, antiinflamatorios, antihistamínicos, antidepresivos, antihipertensivos, antidiabéticos, etc.

Medidas de protección/prevención

La exposición a la luz en personas que hayan tomado o se hayan aplicado en la piel algún producto fotosensibilizante puede provocar la aparición de una reacción cutánea, en ocasiones grave, o bien el desarrollo de una hipersensibilidad persistente a la luz. Por ello es importante saber conocer qué medicamentos pueden provocar esta fotosensibilidad y tenerlo en cuenta con el objetivo de evitar y, en su caso, tratar la aparición de una reacción en la piel.

Aunque no todos sufrimos lesiones tras una exposición solar, es mejor tomar las siguientes precauciones:

  • Utilizar filtros solares del máximo factor protector posible (recomendado FPS 50), cada 2 horas, sobre todo en las zonas más sensibles o expuestas al sol.
  • Utilizar prendas de vestir preferentemente oscuras que eviten que los rayos solares entren en contacto directo con la piel, incluidos gorros, sombreros, y gafas de sol.
  • Evitar la exposición solar prolongada, principalmente en las horas centrales del día (de 11 de la mañana a 5 de la tarde), así como las fuentes artificiales de rayos ultravioleta (cabinas de bronceado artificial).
  • Si el medicamento se toma una vez al día, es mejor hacerlo por la noche, para que la concentración del principio activo fotosensibilizante sea menor a las horas de exposición al sol, siempre que sea factible.
  • Si a pesar de protegerte, observas una lesión en la piel, consulta con tu profesional sanitario para que confirme o descarte si se trata de una reacción asociada al medicamento y sigue sus indicaciones.

¿Cuáles son los principales medicamentos sensibilizantes?

La lista es amplia y he seleccionado algunos de los más frecuentes. La verdad es que resulta llamativo la poca importancia que damos a la fotosensibilización cuando muchos, muchísimos de los medicamentos ampliamente utilizados pueden originar problemas. No hablamos de medicamentos exóticos sino de omeprazol, enalapril, simvastatina o de los AINES, entre otros.

  • Antiacnéicos: isotretinoína (el extinto Roacután), ácido retinoico (aquel «antiarrugas eficaz» del que ya hablamos).
  • Antibióticos: azitromicina, gentamicina, norfloxacino, ciprofloxacino, levofloxacino, doxiciclina.
  • Antidepresivos: nortriptilina, fluoxetina (el famoso Prozac), paroxetina, sertralina.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINES): Todos.
  • Antihistamínicos: ¡IMPORTANTE! Precisamente en primavera y verano, cuando el sol más calienta, es frecuente el uso de antihistamínicos como ebastina, loratadina, cetirizina, clorfeniramina. Es conveniente extremar las precauciones en el uso de antihistamínicos tópicos como difenhidramina o prometazina (las típicas cremas para los picotazos de mosquitos) y emplear alternativas especialmente en niños en la medida de lo posible.
  • Anticonceptivos orales: estradiol, etinilestradiol, levonorgestrel (por ello es frecuente que aparezcan manchas y pigmentaciones en algunas mujeres que los utilizan).
  • Antihipertensivos: enalapril, losartán, amlodipino.
  • Antiulcerosos: omeprazol, ranitidina.
  • Corticoides: desoximetasona, hidrocortisona (tópicos).
  • Diuréticos: furosemida, torasemida.
  • Hipolipemiantes: simvastatina, lovastatina, atorvastatina.
  • Psicofármacos: alprazolam, diazepan.

Además de estos fármacos, existen otros productos fototóxicos como perfumes, aceites esenciales (limón, lavanda) o colorantes. 

La radiación es capaz de convertir el fármaco en un alérgeno culpable de la aparición de enrojecimiento, descamación, prurito y a veces ampollas y manchas similares a las de una urticaria. Estas reacciones son más frecuentes con cremas y pomadas de uso tópico y los síntomas aparecen más tarde, entre 12 y 72 horas tras la exposición.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?