El informe estipula, entre otras cuestiones, que el propio Ministerio de Defensa reconoce este procedimiento ante la falta de acuerdo sobre la fijación del precio de adquisición de Caballerizas.