Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

El Elche no supo ajustar bien y cae 2-1 en Vallecas ante un Rayo pletórico

El gol de Lucas Boyé que supuso el 0-1 no sirvió de nada ante un rival muy fuerte en casa

Lucas Boyé, el mejor del Elche, en una acción del partido en Vallecas

Lucas Boyé, el mejor del Elche, en una acción del partido en Vallecas / Sonia Arcos

El Elche C.F. perdió 2-1 en Vallecas y pudo comprobar en sus propias carnes la solidez del Rayo Vallecano en su feudo, el mejor local de la Liga. Los ilicitanos no supieron ajustar bien y sufrieron lo indecible ante la intensidad, la velocidad y la enorme fe en la victoria que exhibe siempre el equipo de Andoni Iraola.

El Rayo llevó por la calle de la amargura todo el encuentro a los laterales del Elche. Por la banda derecha Helibelton Palacios vivió una auténtica pesadilla con las llegadas de Álvaro y de Fran García. Y en la otra Josema Sánchez las pasó también canutas ante la calidad de Isi y las llegadas de Mario.

A pesar de todo, el Elche se puso con ventaja en el marcador gracias a un golazo de Lucas Boyé en el minuto 13. El argentino firmó una acción de auténtica figura. Recibió en la frontal del área, controló con la clase que le caracteriza, se fue de dos rivales y con un remate seco y ajustado hizo inútil la estirada del portero Dimitrievski. Una pena que esa obra de arte no sirviera para puntuar.

El Rayo no se descompuso, sino todo lo contrario. Se reafirmó en su filosofía y creyó con una fe conmovedora en la remontada. En el minuto 25 un centro de Santi Comesaña lo cabeceó a gol de manera inapelable el lateral diestro Mario Hernández. El rayista le ganó la espalda a toda la defensa ilicitana y picó de manera magistral la pelota para superar a Kiko Casilla. Con el empate a uno se llegó al descanso.

En la segunda parte la crecida del Rayo Vallecano fue descomunal. No dejó respirar al Elche durante 25 minutos y lo avasalló hasta que llegó el 2-1 de Nteka en el minuto 65 nada más pisar el terreno de juego. Nteka terminaba de sustituir a su compañero Sergi Guardiola y el primer balón que tocó lo convirtió en un diamante de muchos quilates.

El portero del Elche Kiko Casilla, que anduvo inseguro durante todo el choque, pudo hacer algo más en la diana del francés Randy Nteka. La sombra de Edgar Badía empieza a ser muy alargada. El entrenador del Elche, Fran Escribá, admitió tras la derrota que "no supimos leer bien el partido en muchos momentos. Nos faltó continuidad y debimos generar más ocasiones en los últimos 15 minutos, además de la que tuvo Lucas Pérez en el minuto 96".

Un Elche que se mantiene en la parte baja de la clasificación con 9 puntos, pero todavía fuera de la zona de descenso. La próxima cita en la Liga para los ilicitanos será contra el Espanyol de Barcelona el sábado 23 de octubre a las 18:30 horas en el estadio Martínez Valero.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?