Baloncesto
Liga Femenina Baloncesto

Incapaces de competir ante Campus Promete

Embutidos Pajariel Bembibre sigue sin conocer la victoria y enlazó su quinta derrota consecutiva tras caer por 52-85 ante un Campus Promete que añadió una mayor ambición a un extraordinario acierto. Las de Pepe Vázquez apenas mostraron tensión defensiva para poder competir en un encuentro totalmente desequilibrado

Embutidos Pajariel Bembibre se vio superado en todas las fases del partido por el Campus Promete / CB Bembibre

Bembibre

El Embutidos Pajariel Bembibre sufrió una nueva derrota, la quinta consecutiva, ante un Campus Promete que se confirmó como una de las grandes sensaciones del inicio de curso en la Liga Femenina Endesa tras sumar su primer triunfo (52-85) a domicilio en el Bembibre Arena. Queda a una victoria de un buen ramillete de equipos el conjunto berciano, que apenas resistió los primeros ataques. Aunque respondió al primer parcial de las riojanas, se diluyó por el desacierto en la zona y en el perímetro.

Quizá fue la falta de dureza defensiva lo que más condenó a la escuadra del Bierzo Alto, que sigue sin anotar con facilidad, siendo incapaz de competir en altas puntuaciones y sufre con dureza la ausencia de una referencia interior. En esta ocasión, ante un juego interior con tantos centímetros como el logroñés, apenas pudo pelear al verse desbordado por un equipo cuyo acierto en el tiro exterior pareció superlativo por momentos y que añadió una ambición y una intensidad inabordable e inalcanzable por las jugadoras del cuadro bembibrense.

La ficha del partido:

Embutidos Pajariel Bembibre, 52 (15+8+15+14): Amber Melgoza (16), Anna Palma (2), Laura Méndez (6), Tina Jakovina (2), Kadri-Ann Lass (4) –cinco inicial-; Ainhoa Lacorzana (6), Helena López (-), Marianne Kalin (4) y Djénéba N’Diaye (12).

Entrenador: Pepe Vázquez.

Campus Promete, 85 (23+17+28+17): Aina Ayuso (9), Paula Estebas (14), Jovana Nogic (13), Agostina Burani (8), Serena-Lynn Geldof (13) –cinco inicial-; Irene Lahuerta (-), Adrijana Knezevic (13), Maimouna Diarra (2), Txell Alarcón (6) y Bojana Kovacevic (7).

Entrenador: César Aneas.

Árbitros: Joaquín Lizana Moreno, María Ángeles García Crespo y José Antonio Castro del Río.

Incidencias: Partido correspondiente a la 5ª jornada de la Liga Femenina Endesa disputado en el Bembibre Arena de Bembibre (León).

Un esperanzador inicio sin continuidad

El comienzo ya describió el guion que se vería durante 40 minutos. Las visitantes anotaron 5 puntos seguidos gracias a Aina Ayuso, aunque fueron contestados por un 2+1 de Amber Melgoza y una canasta tras robo de Tina Jakovina. La racha, no obstante, volvió a irse a Logroño y las de César Aneas volvieron a enlazar otros 7 tantos para tener el primer colchón reseñable. Empezaron los problemas para las locales al llegar al bonus, aunque la entrada de Djénéba N’Diaye les dio vida al forzar dos faltas. Los triples de Txell Alarcón y Ayuso relanzaron a las riojanas para acabar el primer periodo con una clara renta (15-25).

Pese a la primera canasta de Ainhoa Lacorzana en la continuación, un triple de Adrijana Knezevic sobre la bocina anunció otra racha positiva de las visitantes, que volvieron a acertar desde los 6,75 con Alarcón y Bojana Kovacevic para tomar una renta muy importante. Siguieron sumando hasta doblar la puntuación tras un parcial de 0-10, lo que provocó una tímida mejoría basada en una mejor actitud defensiva berciana. Sin embargo, el tremendo desacierto evitó la remontada y dejó el marcador en un 23-40 que hacía utópica la remontada después de veinte minutos

Sin opciones, el final se hace muy largo

En el tercer periodo, si las del Bierzo Alto querían recuperar alguna opción de victoria, la perdieron ante el imparable ataque logroñés. Anotaban las visitantes en la pintura y desde el perímetro para tener una ventaja, ahora sí, inabarcable al romper las barreras de la veintena, primero, y la treintena, posteriormente. Pese a la leve réplica berciana con canastas de Laura Méndez y Marianne Kalin, el acierto desde los 6,75 de Jovana Nogic cortó cualquier ilusión en las filas rojillas para poner el 38-68 con el que se llegó al cuarto acto.

En esta situación, lo único que puedes hacer es trabajar para optimizar tu puesta a punto y tratar de crecer ante las dificultades que atravesó la formación bembibrense durante la pretemporada. Quizá con menos tensión y nervios, las jugadoras se soltaron y mejoraron sensaciones con Melgoza y N’Diaye, que anotaron 16 y 12 tantos respectivamente, anotando con más fluidez. Nada había que hacer ante el acierto de Knezevic y el dominio en las inmediaciones de los aros de Serena-Lynn Geldof hasta poner el definitivo 52-85.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad