Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Delitos odio

"Estaba dormido y le empezaron a meter patadas, le quitaron los zapatos y los tiraron al Ebro"

Detectadas tres agresiones a personas sin hogar en Zaragoza en apenas dos meses. Las víctimas tienen miedo a denunciar y todo apunta a que se trata de delitos de odio. Una trabajadora social de la ONG Cruz Blanca relata a la Cadena SER uno de los casos

Tres transeúntes han sido agredidos en Zaragoza en los últimos dos meses. Según ha podido saber la Cadena SER, se trata de personas sin hogar que recibieron una paliza, en uno de los casos, a manos de tres encapuchados.

Los agredidos son usuarios de entidades sociales como la Cruz Roja, la Cruz Blanca y la Parroquia del Carmen que acudieron al nuevo servicio de orientación de la oficina que aborda los delitos de odio, al apreciar claros indicios de aporofobia, o sea, fobia a la pobreza, como causa de estas agresiones. Los agredidos tienen miedo a denunciar.

Uno de ellos malvive en la ribera del Ebro y estaba durmiendo cuando le sorprendieron tres personas encapuchadas, que tras pedirle un cigarro y sin mediar discusión alguna, le dieron una paliza.

Al punto de la mañana acudió a la sede de la ONG Cruz Blanca en la capital aragonesa, descalzo, llorando y asustado. Le atendió directamente Rosa, técnica del programa de personas sin hogar.

"Eran las 8 de la mañana, llorando muchísimo" y contó que "le habían agredido aproximadamente a las 00:30 horas tres jóvenes encapuchados en la ribera del Ebro, en el Paseo Echegaray y Caballero", explica Rosa a los micrófonos de Radio Zaragoza. Él "estaba dormido y le empezaron a meter patadas y pedradas, le quitaron los zapatos, los tiraron al río [Ebro] , lo dejaron descalzo y le insultaron".

Que se tenga constancia, como él, otros dos sintecho han sido agredidos en Zaragoza en los últimos dos meses. Son usuarios habituales de los servicios de transeúntes que ofrecen desde el comedor de la Parroquia del Carmen, la Cruz Roja o esta ONG.

"Otras dos compañeras han atendido a otros dos" y en un caso "hay lesiones importantes, pero tampoco ha querido denunciar".

Lo que sorprendió a estas organizaciones y la coordinadora que las agrupa fue lo seguido de los hechos y el mismo modus operandi. Por eso, se decidieron a acudir al Servicio de orientación y asistencia jurídica especializada en no didcriminación y delitos de odio de la oficina que el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha recientemente.

Tienen claro que esto puede ser un delito de odio, aporofobia o fobia a la pobreza, porque otra causa no ven. "No hay una causa para quitarle nada, puesto que no tienen nada; es una acción violenta contra una persona en situación de máxima exclusión y, además, indefensa", continúa explicando esta trabajadora social.

Querían saber qué se puede hacer cuándo no hay denuncia. Fuentes de esta oficina han confirmado a Radio Zaragoza la consulta y han comunicado también la respuesta. Sin denuncia, les dijeron, no puede emprenderse ningun proceso judicial. Y no hay denuncia, porque hay miedo y "creen que no va a cambiar nada si denuncian; es la situación de personas que no quieren problemas", apunta Rosa.

La oficina de delitos de odio se puso en marcha en 2017, pero fue este verano cuando se completó con este servicio de orientación jurídica. Hasta finales de septiembre había atendido 17 consultas sobre hechos relacionados con agresiones homófobas, racistas o posibles delitos de aporofobia precisamente, dice la oficina, sobre consultas sobre denuncias y cómo hacerlo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?