Sábado, 27 de Noviembre de 2021

Otras localidades

Sanidad

La vacunación contra la gripe empezará el 26 de Octubre

Se comenzará en las residencias de personas mayores

Comienza la campaña de vacunación contra la gripe

Comienza la campaña de vacunación contra la gripe / Getty Images

La Junta de Castilla y León prevé iniciar el próximo martes, 26 de octubre, la campaña autonómica 2021 de vacunación frente a la gripe y el neumococo, comenzando por las residencias de personas mayores.

Una vez completado ese grupo, la campaña se extenderá a la población de 70 años y más edad, quienes podrán recibir de forma simultánea la vacuna antigripal y la tercera dosis frente a la COVID.

La vacunación de esta horquilla poblacional se irá completando de forma paulatina a medida que se vayan cumpliendo seis meses desde la segunda frente al SARS-CoV-2.

La campaña autonómica 2021, con carácter general, continuará tras completarse la vacunación conjunta de los mayores de 69 años y se desarrollará de forma semejante a años anteriores, aunque organizada en cada área de salud e incorporando la auto cita

Para una mejor organización, desde la Junta de Castilla y León se asegura que se informará oportunamente a los interesados utilizando los canales y vías de información que se han venido usando durante la pandemia (web de Salud Castilla y León, teléfonos 900 222 000 y 012, cartelería, red asistencial y farmacéutica, redes sociales, etc.)

 Disponibilidad inicial de 768.000 vacunas frente a la gripe

La Junta de Castilla y León ha contratado el suministro de 768.000 dosis de distintos tipos vacunales antigripales para esta campaña.

Las vacunas disponibles en 2021 corresponden a cuatro tipos vacunales:

- 300.000 dosis de vacuna inactivada tetravalente, destinadas para la población general de entre 60 y 64 años y a personas de entre seis y 59 años incluidas en grupos de riesgo sanitario, presupuestadas en 2.964.000 euros;

- 427.500 dosis de vacuna inactivada trivalente adyuvada, para población general mayor de 65 años y más no institucionalizada (2.045.160 euros);

- 40.000 dosis de la vacuna inactivada tetravalente con alta carga antigénica, destinada a población mayor de 60 años institucionalizada en residencias de personas mayores (1.040.000 euros);

- 500 dosis de vacuna inactivada tetravalente, para personas alérgicas a antibióticos (4.004 euros).

En cuanto a la distribución por provincias de las vacunas frente a la gripe a lo largo de la campaña, ésta queda de la siguiente forma: Ávila, 54.525 dosis; Burgos, 100.890; León, 131.805; Palencia, 51.745; Salamanca, 98.517; Segovia, 60.030; Soria, 36.820; Valladolid, 143.260; y Zamora, 65.683 (otras 24.725 se mantienen en estocaje autonómico).

 La campaña 2021 mantiene la vacunación conjunta frente a la gripe y al neumococo, registrándose precisamente en este último ámbito una de sus novedades, ya que se prevé vacunar a usuarios institucionalizados en residencias de personas mayores, sin límite de edad, con la vacuna antineumocócica conjugada 13v, que otorga una protección reforzada frente a trece tipos de esta bacteria; para tal fin, la Consejería de Sanidad ha adquirido 40.000 unidades.

Otra de las principales novedades es, en el caso de la prevención gripal, el uso de la vacuna inactivada tetravalente de alta carga antigénica, que pasa a ser de uso en toda la población institucionalizada en residencias de personas mayores.

Sanidad mantiene este año como lema de la campaña ‘Una vacuna más, una gripe menos’, con la intención de reforzar el mensaje y el convencimiento social de que la vacunación antigripal no sólo es una vía de protección individual sino que se confirma año tras año como elemento fundamental para el cuidado de la salud colectiva.

Grupos de riesgo

 La vacunación frente a la gripe es voluntaria y gratuita para las personas que así lo tienen recomendado por ser mayores de 60 años, por su pertenencia a grupos de riesgo sanitario o social y formar parte de otros grupos de interés para la Comunidad; y también a las gestantes, en cualquier momento del embarazo y a mujeres hasta seis meses tras el parto, si no se han vacunado durante el embarazo.

Los grupos de riesgo sanitario que tienen recomendada la vacuna antigripal son las personas de 60 años y más; adultos y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas -pulmonares, cardíacas, renales, hepáticas, oncológicas, neuromusculares graves, diabéticos, hipertensos, inmunodeprimidos, hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples, fístula de líquido cefalorraquídeo, enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria crónica, etc.-; personas con discapacidad y/o déficit cognitivo -síndrome de Down, demencias, etc.-; pacientes crónicos de cualquier edad institucionalizados; niños y adolescentes, de entre seis meses y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mórbida -índice de masa corporal superior a 40-; y niños entre los seis meses y los dos años de edad, con antecedentes de prematuridad menor de 32 semanas.

La vacunación se estima necesaria también para residentes de cualquier edad en instituciones -geriátricos y de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos, etc.-; trabajadores de centros sanitarios; personas que puedan transmitir la gripe a pacientes de riesgo: trabajadores de centros asistenciales de mayores, trabajadores sociales de similar dedicación -atención a crónicos-; cuidadores y convivientes con personas de riesgo; estudiantes en prácticas en centros sanitarios; servicios esenciales para la Comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, etc.); trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente; y personal de centros educativos de Castilla y León en cualquier nivel de enseñanza.

La vacunación antigripal es primordial para los enfermos crónicos, por cuanto les protege de los posibles agravamientos y complicaciones que, en sus patologías de base, pueda causar la gripe, por lo que es fundamental que se inmunicen ante la enfermedad.

Es realmente importante insistir en la transcendencia de la vacunación de los profesionales sanitarios y socio sanitarios, no sólo como medio para su autoprotección y la de su entorno más cercano, sino también como compromiso social y medida preventiva para evitar la transmisión del virus a los pacientes a los que atienden y a los que la enfermedad podría agravar sus patologías previas.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?