Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

El partido en Fuenlabrada fue "absolutamente vergonzoso"

Expulsiones injustificadas, un jugador en el hospital y el entrenador local llamando "paletos" a los componentes del Quintanar, son algunos hechos ocurridos durante el encuentro del pasado sábado entre el Basket Globalcaja Quintanar y el Fuenlabrada

Imagen de archivo: Aarón Gómez salta durante el partido

Imagen de archivo: Aarón Gómez salta durante el partido / Basket Globalcaja Quintanar

El sábado se disputaba en Fuenlabrada la séptima jornada de Liga EBA del grupo B en un partido entre el Fuenlabrada y el Basket Globalcaja Quintanar, el resultado 79-74, fue “lo de menos” tal y como nos ha contado el entrenador quintanareño Juan Carlos Navarro.

Un partido rudo que se volvió un sinsentido tras la acción en la que el jugador quintanareño Aarón Gómez sufre una falta y se da un golpe en la nuca tras un empujón, golpe que le deja conmocionado y desorientado en el suelo de la pista y le obligó a pasar la noche en el hospital. Gómez se encuentra bien y eso es lo importante, asegura Navarro, aunque en ese momento los árbitros “pierden el control del partido” obligando a mover al jugador mientras estaba conmocionado para continuar el juego. Afirma Navarro que en ese momento deberían haberse negado a seguir, “fue fallo mío no plantarme en ese momento, pero la situación fue tan caótica que no supimos reaccionar bien, a partir de ese momento todo fue a peor”

Poco después asegura Navarro que el entrenador rival se encaró con el banquillo visitante gritándoles que “habíamos ido a pegarles, nos lo decía a nosotros que teníamos un jugador de camino al hospital”, tras esa acción los dos entrenadores fueron expulsados, aunque asegura Navarro que él solo le preguntó “¿qué es lo que te pasa?”. No quedó aquí la cosa ya que otros cuatro jugadores del equipo quintanareño fueron expulsados de la pista, un hecho insólito que afirma Navarro nunca en sus años como jugador y entrenador había vivido. Con esta situación los naranjas plantaron cara al equipo madrileño llegando a estar a un punto del empate a falta de 55 segundos. Dos faltas en contra pusieron el marcador finalmente del lado de los de Fuenlabrada en un comportamiento arbitral “vergonzoso y totalmente sesgado”.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Al margen de las decisiones arbitrales asegura Navarro que lo peor es la falta absoluta de respeto al equipo, al club, a los jugadores y a los aficionados. Gritos e insultos como “paletos” que profirió el propio entrenador rival durante varios momentos del partido demuestran el “sentir general que hay en Madrid ante un club de un pueblo pequeño de Cuenca, parece que les da rabia que les podamos plantar cara”.

Denuncia Navarro el “colegueo” entre los árbitros y el equipo rival, ya que a pesar de todo lo ocurrido, finalizaron con risas y palmaditas en la espalda tras el partido. A todo lo sucedido se suma la falta de interés y respaldo de la propia Federación de Baloncesto de Castilla-La Mancha, afirma Navarro que ni siquiera se han puesto en contacto con ellos ni han mostrado un mínimo de interés, la sensación que tienen es que se ríen en su cara.

Seguirán trabajando y jugando al baloncesto que es lo que saben y quieren hacer, a pesar de la impotencia que vivieron con todo lo ocurrido el sábado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?