Jueves, 02 de Diciembre de 2021

Otras localidades

"Sin latín y griego el mundo me da miedo": así suena la manifestación en defensa de las Humanidades

Doscientas personas se manifestaban esta mañana en frente del Ministerio de Eduación para reclamar un puesto asegurado en Bachillerato para las asignaturas de Latín y Griego

Manifestantes en la concentración frente al Ministerio de Educación en defensa del Latín y el Griego.

Manifestantes en la concentración frente al Ministerio de Educación en defensa del Latín y el Griego. / CADENA SER

"Sin latín y griego el mundo me da miedo" o "lo razonable no niego porque estudio griego" eran algunos de los cánticos que esta mañana podían escucharse en la intersección entre la calle Alcalá y la Gran Vía de Madrid, en frente del Ministerio de Educación. Unas 200 personas llegadas desde diferentes puntos del país se reunían desde las doce del mediodía hasta las dos de la tarde para reivindicar un espacio garantizado para las materias de Latín y Griego, amenazadas más que nunca con la nueva ley de educación.

Los participantes, tanto docentes como estudiantes, aseguraban que ahora están "más amenazados que nunca", ya que la nueva ley pretende incorporar nuevas optativas, lo que supone un mayor abanico de elección para los estudiantes. Ahora bien, al tener más alternativas (la mayoría enfocadas a la tecnología y la digitalización), existe la posibilidad de que no haya el suficiente número de alumnos para crear un grupo de Latín o Griego y que estas materias no se puedan impartir.

Ante la inestabilidad y el futuro incierto que corren estas disciplinas, profesores y estudiantes reclaman que se blinde un proyecto que garantice que estas asignaturas puedan impartirse sin necesidad de depender de un número mínimo de alumnos.

"Cuando has estudiado Latín y Griego, a lo largo que va pasando la vida te vas dando cuenta de la cantidad de pensamientos filosóficos, históricos y prácticos que te aportan", asegura Antonio, un docente llegado de Murcia. Él mismo es profesor de Latín y Griego y defiende que, ya que ambas materias vertebran las sociedades occidentales, ayudan a darle un sentido a nuestra comunidad, pues "no entiendes una sociedad actual sin saber de dónde vienes". 

Otros argumentos recurrentes son, por ejemplo, la capacidad de oratoria y estilística que garantizan estas asignaturas. Es el caso de María, estudiante de segundo de Bachillerato, en la rama de Humanidades, quien piensa que "deberían ser obligatorias. No por simple cultura general, sino porque yo estoy juntada con los de Bachillerato Tecnológico y los únicos que sabemos exponer nuestras ideas correctamente somos los de Latín y Griego".

Universidades, institutos y asociaciones de todos los puntos del país se han acercado hasta el centro de la capital para manifestarse en defensa de las asignaturas de humanidades. Al llamamiento por redes se han sumado importantes personalidades ligadas al mundo de la literatura como María Dueñas, Javier Sierra o la ganadora del último Premio Nacional de Ensayo, Irene Vallejo.

Es evidente que, estas mal llamadas "lenguas muertas" están más vivas que nunca y que todavía existe gente que lucha contra su olvido. Así lo contaba María, la alumna del Bachiller de Humanidades: "me encanta, es como un juego en el que tienes que utilizar la cabeza. Para las traducciones es puro ingenio; tienes que buscar el trasfondo de lo que te está queriendo decir el texto".

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?