Miércoles, 08 de Diciembre de 2021

Otras localidades

LEVANTE UD

El Levante presenta un déficit de 17,4 millones de euros del ejercicio 2020/21

El club granota cerró el ejercicio con pérdidas muy elevadas tras no cumplir con el compromiso de vender jugadores por valor de 16,5 millones de euros y volverá a anunciar ventas netas por 10,4 millones antes del 30 de junio

Junta de Accionistas del Levante UD

Junta de Accionistas del Levante UD / www.levanteud.com

El Levante ha convocado su Junta General de Accionistas para el miércoles 22 de diciembre y en la que presentará los peores datos económicos desde que Quico Catalán se convirtió en presidente ejecutivo de la entidad granota.

El compromiso que el Consejo de Administración adquirió hace un año para acometer una remodelación de plantilla con ventas responsables y obligatorias por valor de 16,5 millones de euros netos no se produjo durante el pasado verano y el club se encuentra en una situación crítica a nivel económico.

El Levante anuncia pérdidas por valor de 17,4 millones de euros (23,2 antes de impuestos) como consencuencia de la desviación de varias partidas de ingresos. Las más significativas se corresponde con los derechos de televisión, que descendieron en más de 3 millones de euros, otro millón adicional que no recaudó por la ausencia de público en las gradas de Orriols y el incremento de 1,4 millones de euros en gastos de personal. 

El Levante tratará de corregir ese déficit con ventas netas por valor de 10,4 millones de euros antes del 30 de junio y con ingresos superiores a 3,3 millones de euros en abonos y taquillas, 8,2 millones de euros entre comercialización y publicidad, una reducción de 3,6 millones en salarios correspondientes a la plantilla inscribible en LFP y 1,8 millones que descenderá en el capítulo de amortizaciones, aunque sigue disparado en los 9,7 millones para la temporada 2021-22.

Presupuesto 2021-22 / www.levanteud.com

Si se cumplen las mejores previsiones reflejadas en el presupuesto con la inyección del fondo de inversión CVC, el Levante transformaría los 17,4 millones de euros de déficit en un resultado positivo de explotación y arrojaría unos beneficios después de impuestos de 89.000 euros. 

DÉFICIT GENERADO TRAS UN SEGUNDO VERANO SIN VENTAS

La aparición del coronavirus en la temporada 2019/20 no solo supuso un frenazo del mercado y de las expectativas de venta, sino que la LFP cambió las reglas y ya no permitió que los clubes pudieran gastar en fichajes aplicando la media de los traspasos realizados en las tres últimas temporadas y que dotaba al Levante con más de 16 millones en su Fair Play. La cifra se redujo a 6 millones y por eso tuvo que abaratar su inversión en fichajes con traspasos de bajo coste como De Frutos y Dani Gómez o agentes libres como Malsa y Son.

Los clubes tuvieron que reformular sus ingresos porque varias partidas como abonos, taquillas y actuaciones publicitarias desaparecieron, se tuvo que negociar con los jugadores una rebaja salarial y la LFP solo autorizó que los clubes se pudieran gastar en nuevos salarios el 25% del ahorro de aquellos jugadores cedidos (Hernani) o que se desvinculasen y lo más importante, solo podrían invertir en traspasos para incorporar a nuevos futbolistas el 25% del beneficio neto de las ventas realizadas desde el 1 de julio.

Los últimos traspasos del Levante se remontan a enero de 2020 con la venta de Cabaco al Getafe por 7,8 millones de euros y en mayo el Nantes comunicó que ejercería la opción de compra por Moses Simon cifrada en 5 millones.

La decisión del presidente del Levante, Quico Catalán durante el verano de 2020 fue no vender a José Campaña, a Enis Bardhi, a Aitor Fernández o a Rubén Vezo porque las ofertas eran muy bajas, no se ajustaban a los parámetros exigidos para abrir una negociación y consideró que tampoco habría suficiente capacidad para firmar a sustitutos de garantías con un 25% de límite de inversión.

Esta situación generó un estrés financiero porque el Levante reflejó en el presupuesto de la temporada 2020/21 que necesitaba vender jugadores por valor de 16,5 millones de euros netos y sus principales activos como Campaña o Bardhi se devaluaron tras sufrir lesiones importantes, Aitor Fernández no alcanzó el nivel de la temporada anterior y por el único jugador que hubo ofertas fue Jorge De Frutos pero Quico Catalán consideró que los 8 millones del Niza o los 10 del Getafe eran insuficientes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?