Actualidad
Eurorregión Galicia-Norte Portugal

Los trabajadores transfronterizos se libran de los test

El resto de ciudadanos tendrán que presentar una prueba negativa más el Certificado Covid para cruzar la frontera con Portugal

Cartel en la carretera de entrada a Portugal. / Getty Images

Tui

Esta madrugada el Gobierno luso ha dado a conocer en detalle las nuevas restricciones para frenar el avance de la pandemia, que estarán en vigor desde el 1 de diciembre y hasta el 9 de enero. A partir de mañana, cualquier ciudadano gallego que quiera cruzar la frontera terrestre para llegar a Portugal deberá presentar el Certificado Covid más una prueba negativa de PCR (con una validez de 72 horas antes de la entrada en el país) o antígenos (48 horas), ya que Galicia se encuentra en el nivel alto de riesgo. Los autotest no se consideran válidos.

De presentar este test están exentos los trabajadores transfronterizos (aquellos que desarrollan una actividad profesional regular hasta 30 kilómetros de la frontera), tal y como demandaban los alcaldes de la raia, los que tengan Certificado Covid de Recuperación y los menores de 12 años. También quedan eximidos los trabajadores de los servicios esenciales como transportes, emergencias, seguridad y urgencias. 

Respecto a los controles fronterizos no serán fijos, pero sí el ejecutivo luso avisa de que habrá "operaciones de fiscalización aleatorias" en los pasos del río Miño. Si no se presenta el test con resultado de negativo en uno de estos controles, la Guardia Nacional Republicana permite realizar una prueba en un lugar autorizado dentro de un radio de 30 kilómetros. En caso de incumplir estas medidas, las multas pueden alcanzar los 800 euros. Dentro de Portugal, el Certificado Covid es obligatorio para acceder a restaurantes, hoteles, ocio nocturno o centros hospitalarios.

Alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro. Certificado Covid Transportistas

02:09

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1638283105292/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Estas medidas del país vecino han sido recibidas con decepción y preocupación en las Eurocidades, que consideran que las experiencias pasadas demuestran que no funcionan y encima causan un grave perjuicio económico y social. Así lo ha explicado en Hoy por Hoy Baixo Miño el alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro,.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad