Actualidad

El número de servicios que reciben las personas con discapacidad en Navarra aumenta un 25% desde 2015

El servicio de Atención Primaria dirigido a niños y niñas de 0 a 3 años aumenta en un 89,2%

El 27% de los navarros que sufren discapacidad está en paro

Pixabay

Pamplona

Las personas con discapacidad reciben en Navarra un 22,4% más de prestaciones y servicios respecto a las que les prestaba la administración foral en 2015, mientras el número de personas con discapacidad ha aumentado un 12,4%, según ha explicado la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, en la presentación del Primer Informe sobre la Discapacidad en Navarra 2020.

Otro dato destacable es que, del conjunto de prestaciones y servicios, el que ha sufrido un mayor incremento ha sido el Servicio de Atención Temprana dirigido a niños y niñas de 0 a 3 años y a sus familias, el cual ha crecido en un 89,2%, pasando de 546 niños y niñas atendidas en 2015 a 1.033 en 2019.

En cuanto a los servicios residenciales y de atención diurna, el crecimiento en estos años ha sido del 9%, pasando de las 1.630 personas atendidas a las 1.774.

Pese a estos datos, durante el año 2020 se produjo un retroceso provocado por la pandemia, del que en el año 2021 ya se está recuperando. Así, durante 2020, el número de prestaciones y servicios disminuyó un 6,5% (ante el cierre de determinados servicios por la pandemia) del que en 2021 ya se ha recuperado y que se verá reflejado en el informe del próximo año.

Se han calculado por primera vez las tasas de pobreza para el colectivo con discapacidad y se han comparado con las del resto de la población. En general, es mayor la probabilidad de sufrir pobreza para las personas con discapacidad que para el resto de la población, al menos hasta los 65 años.

Uno de los principales retos para la población con discapacidad es su inactividad laboral: el porcentaje de la población activa con discapacidad no llega al 40%, mientras que para la población sin discapacidad se sitúa en el 80%.

Este alejamiento dificulta la posibilidad de acceder a un empleo. Todo ello deriva en una brecha salarial que supone que la media de salario entre las personas sin discapacidad represente hasta 36 puntos porcentuales más que la media entre la población con discapacidad.

La incidencia del desempleo en el colectivo con discapacidad es también alta: el 27%, mientras que entre la población sin discapacidad se reduce hasta el 12,2%. Además, esta tasa aumentó respecto a 2019, por lo que se evidencia que la pandemia ha afectado más a las personas con discapacidad.

La consejera Maeztu ha señalado que el Gobierno de Navarra pone en marcha actuaciones relativas a la formación, orientación laboral de las personas con discapacidad y para poner en marcha políticas de apoyo a los centro especiales de empleo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad