Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Alberto Campo Baeza: "Cádiz es la ciudad más bonita del mundo"

El arquitecto recuerda su origen gaditano ante la entrega del Premio Nacional que recibe en el Oratorio San Felipe Neri

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Alberto Campo Baeza nació en Valladolid en 1946, pero muchos de sus recuerdos de la infancia son gaditanos. Hizo la primera comunión en el oratorio San Felipe Neri, el lugar donde este jueves 2 de diciembre ha recogido el Premio Nacional de Arquitectura.

Pregunta. ¿Qué sensación le deja la concesión de este galardón? ¿Y qué supone para usted recogerlo en Cádiz

Respuesta. El reconocimiento es un motivo de agradecimiento enorme, sobre todo, al jurado por la generosidad de concederme el Premio de 2020. También mi agradecimiento enorme a los colegios de arquitectos, empezando por el de Cádiz, y otros organismos que lo han apoyado. Yo no me había enterado de nada de lo que estaban preparando. A mí un día me llama Ábalos (José Luis Ábalos, entonces ministro de Fomento) para decirme que me lo habían concedido, sin ni siquiera saber yo la propuesta. Fueron muy simpáticos y generosos. El que se decida, encima, que se me entregue en el Oratorio San Felipe Neri, que fue donde hice la primera comunión, me ha llenado de enorme ilusión.

P. ¿Cuándo comenzó a pensar en ser arquitecto?

R. En mi caso es muy claro porque mi abuelo era arquitecto en Valladolid y mi madre se dedicó a inocularme el veneno de la arquitectura. Desde pequeñito, cuando yo dibujaba algo o pintaba algo, todo eran aplausos para que el niño fuese arquitecto. A mucha honra y dando gracias.

P. ¿Cómo diría que ha evolucionado su profesión desde que comenzó hasta ahora?

R. Yo le digo a mis alumnos que la labor de los arquitectos es la labor más hermosa del mundo: construimos sueños y los hacemos realidad. Eso es hermosísimo. Eso era cuando Apolodoro de Damasco estaba en Roma, con los barrocos, en el siglo pasado y ahora mismo. Ahora hay muchos más arquitectos. En España hay más de 60.000 arquitectos. Es un exceso. No me parece ni mal ni bien. Pero habría que articular fórmulas para que haya un mejor reparto del trabajo, porque hay trabajo para todos. También han cambiado los instrumentos. Antes lo hacíamos con rotrings, escuadrón y cartabón. Ahora dibujamos en el aire, con el autoCAD. A mí no me ha costado adaptarme, aunque suelo hacerlo en papel antes y luego lo paso al ordenador. Hago lo mismo al escribir.

P. Ha hecho ya muchas cosas, pero, ¿tiene algún reto pendiente?

R. En verdad no he hecho muchas cosas. De hecho, he hecho pocas. He hecho suficientes. Una vez me preguntaron cuántas obras había hecho. Es que nunca las había contado. Y justo el día que las conté estaba leyendo una biografía de Shakespeare que revelaba que había hecho solo 37 obras de teatro. Y las conté y eran 37. Así que sentí un poco de orgullo. Pero esas son muy pocas obras comparándolas con las otras muchas que han hecho otros. Aunque hay un tema de cantidad y calidad. En cada obra me he dejado el alma y han salido bien. Sobre mis próximos hijos, me gustaría hacer un rascacielos. En Nueva York o Dubai sería estupendo.

P. ¿Qué es lo que más le gusta arquitectónicamente de Cádiz?

R. Cádiz es la ciudad más bonita del mundo. Lo digo yo, por cariño, y lo dijo hace poco The New York Times. A mí me gusta todo. De Puertas de Tierra para adentro es una maravilla, es un tesoro, la tacita de plata en sentido pleno de la palabra. Es bonita la catedral nueva, y la vieja, y entremedias, me dejaron hacer el espacio entrecatedrales que es una de las cosas más bonitas que he hecho. La Caleta, el balneario, los dos castillos... son sitios sublimes. Todo Cádiz. Recorriendo punto por punto es una maravilla en sí misma.

P. De Puertas de Tierra para fuera usted hizo el Instituto Drago. ¿Cree posible que alguna vez se desarrolle su proyecto para el castillo de San Sebastián?

R. Del Drago estaba cerca el cementerio. Yo hice un edificio blanco que remataba la tapia del cementerio marino, donde llegó a estar enterrada mi madre, al borde del mar. Era un lugar increíble. Me dejé la piel en el Drago. El equipo directivo siempre me lo agradece. Claro que me gustaría recuperar el proyecto del castillo. Algunos arqueólogos creen que allí podría estar el templo de Hércules. Es algo que se reivindica poco y el hecho de que el oráculo le dijera allí al emperador César Augusto que iba a ser emperador y eso convirtiera a los gaditanos en ciudadanos romanos. La romanidad de Cádiz es algo clave. Es que Cádiz es una ciudad sin igual.

P. ¿Y le gustaría otro encargo de la ciudad de Cádiz?

R. Siempre. Yo en la provincia de Cádiz he construido varias casas. Mi primera casa más conocida fue la casa Gaspar, en Vejer. Y la última fue la casa del infinito, en Tarifa. Estoy orgulloso y agradecido de que se me encarguen cosas de Cádiz.

P. ¿Y qué le gustaría mejorar o cambiar de Cádiz?

R. Si logramos tirar la verja del muelle, yo voy y colaboro con mis manos a quitarla. El muelle es el corazón de Cádiz y no hay derecho que estén con esas verjas infames. Se pusieron por temas de seguridad, pero ya no tienen sentido. A los cruceristas hay que recibirlos en el salón de tu casa. Cuando era pequeño yo iba a pasear por el muelle, nos prohibían acercarnos al borde... Recuperar el muelle para Cádiz es recuperar el salón de la ciudad.

P. ¿De quién se va a acordar cuando recoja el premio?

R. Lógicamente de mis padres. Mi madre estaría orgullosísima. Mi padre se dejó la piel como cirujano. Él fue médico del seguro en La Viña. Le quería mucho la gente. Se llamaba Juvencio. Vivió hasta los 104 años. Y le paraba la gente por la calle y a mi hermana le recordaban cómo mi padre no cobraba a los padres. Los dos están enterrados en una cripta en San Francisco. Allí están sus restos. Y allí estarán los míos. He dicho que me lleven ahí porque todavía queda un huequecito.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?