Miércoles, 19 de Enero de 2022

Otras localidades

Cerveza

"Para valorar la cerveza artesana hay que educar el paladar"

La Trappería, el único establecimiento de Córdoba donde únicamente se sirve cerveza, cumple ocho años

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Fuera de los circuitos habituales, con sus propias reglas y con una clientela muy diversa pero también muy fidelizada, el único establecimiento de Córdoba donde solo se sirve cerveza: La Trappería, cumple ocho años.

En diciembre de 2013  Emilio Escribano se lió la manta a la cabeza y abrió su propio establecimiento. Meses después, con la artesana en pleno auge, convenció a su amigo Rafa de Cervezas Bandolera, para fabricar una cerveza propia en Algallarín.

El nuevo local tiene una pequeña terraza y  apenas unos metros cuadrados de interior en la calle García Lovera. Los suficientes para una variopinta clientela que se organiza sin apreturas para degustar su cerveza favorita, ya sea embotellada, o de grifo artesana como 'Lunática'.

Emilio es de los que disfrutan observando el espectáculo de cómo con una cerveza en la mesa, las diferencias, políticas, sociales, deportivas, terminan reducidas anécdota.

"Los clientes de La Trappería lo tienen muy claro, y yo también. Aquí viene mucha gente diferente pero  todos conviven por un rato porque aquí hay mucho respeto", subraya Escribano bien orgulloso de haber conseguido ese karma en su establecimiento.

"TENEMOS QUE EXPLICAR LA CERVEZA QUE ELABORAMOS Y HAY QUE EDUCAR EL PALADAR DEL CONSUMIDOR"

La moda de la cerveza artesana viene de los países anglosajones y aquí parece  la hemos importado a nuestra manera.

"Hace unos años todo el mundo quería fabricar su propia cerveza y ahora esa iniciativa va en declive", recuerda Emilio.

Pero, ¿cuál es la razón para que haya decaído el auge de la cerveza artesana?.

Emilio busca en su repertorio de argumentos los que considera más adecuados, aunque admite que dependiendo del caso son de lo más variado y que no hay una fórmula mágica para ello. Sin embargo reconoce que "entre todos la mataron y ella sola se murió".

A su juicio, para que que el cliente consuma este tipo de cerveza "nosotros tenemos que transmitir bien ese trabajo, y no solo eso, sino el cariño que se le ha puesto al producto. Tenemos que explicarla. Y eso hasta ahora, es algo que hemos hecho mal. Y luego también hay que educar el paladar del consumidor".

TURISMO DE CERVEZA ARTESANA

"La cerveza artesana tiene más sentido si está identificada con una ciudad, con un territorio", dice Emilio. "Es interesante visitar otras ciudades para probar la que hacen y está bien que los turistas vengan y prueben las que hacemos aquí." 

¿IPAS, NEIPAS, ALES?

Aquí habrá que preguntar al experto y confiar en su criterio que de cerveza y de buena conversación sabe un rato.

Ni el traslado a García Lovera, ni el frío consigue disuadir a los clientes de sentarse en la terraza de La Trappería para disfrutar de "una birra". Y como buen anfitrión Emilio lo sabe, ya lo dice su camiseta reproduciendo una canción de Fito:"Nos falta voluntad y nos sobra vicio".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?