Domingo, 16 de Enero de 2022

Otras localidades

Fútbol

0-0. La UD Ibiza suma un punto en el Anxo Carro ante un rival directo

El equipo ibicenco sigue romo en ataque y el Lugo no ha aprovechado sus ocasiones

Imagen del choque jugado hoy

Imagen del choque jugado hoy / La Liga SmartBank

Empecemos por lo más positivo, la UD ibiza ha sumado un punto en el campo de Lugo, rival directo en la lucha por las posiciones tranquilas de la Liga SmartBank y encadena cinco salidas consecutivas sin conocer la derrota.

Lo no tan bueno es que el Ibiza solo puede aspirar hoy por hoy al empate inicial para puntuar, porque marcar un gol se antoja una misión más difícil que escalar el Everest sin un Sherpa y sin bombonas de oxígeno. Un gol a favor y gracias en seis encuentros. El ataque celeste es inexistente, carente de ideas, con toques y más toques que no conducen a nada. Un fútbol plano, previsible, lento, incapaz de generar ocasiones si no es a balón parado, y en estas últimas semanas tampoco está el especialista en colgar balones al área.

Se podrá argumentar que este es el juego que sirve para mantenerte en la Segunda División, que la mayoría de partidos acaban en tablas y que se juega más a no perder que a ganar, pero ante equipos como el Lugo se echa de menos algo más de ambición. Lo mejor del Ibiza hoy ha sido su pareja de centrales, Gálvez- Juan Ibiza, imperiales durante los 94 minutos. Así hay que dar por bueno el punto entre dos conjuntos que han empatado en aburrimiento.

El técnico ibicenco,Juan carlos Carcedo, ha optado por un once inicial que parecía una declaración de intenciones: jugaremos al ataque. A veces de ilusión también se vive. Castel volvía la titularidad como nueve dejando a Herrera en la posición que más le gusta como segundo punta y  dos hombres con clara vocacion ofensiva en Nono y Bogusz. De los sudokus que hay que resolver del once inicial solo hay una certeza, los centrales serán diferentes a los que jugaron la jornada anterior. Dicho y hecho, esta vez la pareja inicial fue la formada por Juan Ibiza y Gálvez. Y sobre el sustituto de Morillas, baja por sanción, Carcedo optó por el relevo natural, el Escobar para mantener la defensa de cuatro.  Tras la debacle en Cartagena el argentino ha estado más correcto sin alharacas.

Con estos mimbres salió el Ibiza al Anxo Carro que rindió homenaje antes del pitido inicial a Herrera, el jugador que más goles ha hecho con el Lugo en la Liga Smartbank, pero durante todo el primer tiempo de fútbol ofensivo visitante nada de nada. Ni un acercamiento con peligro, ni un desborde por banda, ni un remate con peligro.

EL Ibiza no ha sido capaz de elaborar una sola jugada, ni una contra para hacer daño y asustar al rival. Falla el juego colectivo, porque no hay esas pequeñas asociaciones, esas paredes, esos balones filtrados que rompen defensas y no hay rapidez en el juego. Y fallan las individualidades de los que se supone que pueden ser determinantes de medio campo para arriba por su calidad  individual. De Bogusz hace semanas que se esperan noticias. Su hoja de servicios en los partidos es una hoja en blanco, corre, lucha, ha probado por la derecha, por la izquierda, de media punta, pero nada que llevarse a la boca del internacional polaco. Cuando se ha paladeado el caviar en el arranque de temporada es normal fruncir el ceño si te ponen delante un pescado con muchas espinas.Tampoco Nono aprovecha sus oportunidades y no hay un regate que llevarse a la boca. Herrera parece no encontrar su sitio y anda confundido y Castel está más para pelearse con las defensas que para culminar jugadas. Y si hay que fabricar fútbol en la zona ancha no aparece Manu Molina, fallòn en la circulación  y Javi Pérez está solo para tareas defensivas y gracias.  Tampoco los laterales tienen capacidad para sorprender.

Así que todo el caudal ofensivo ibicenco en el primer tiempo se limitó a la brega de Castel con los centrales en zonas intrascedentes del campo , a un par de intentos de fogueo de Herrera y a un par de centros sin rematador.

El Lugo empezó apretando, con una presión alta que le permitía robar con facilidad y tuvo un par de llegadas peligrosas. Un remate de Ledebenko sin oposición desde la frontal, en una acción mal defendida tuvo una pierna salvadora de Molina para mandar el balón a córner y otro disparo de Juanpe desde la misma posición tuvo la respuesta de Germán. Los gallegos encerraban al Ibiza en su campo y forzaban un saque de esquina tras otro que no tenían consecuencias porque la pareja de centrales ibicenca estaba siempre atenta y en su sitio.n Los gallegos se quedaron sin Lebedenko por lesión y perdieron fuelle porque el Ibiza defendió mejor por dentro y por fuera.

Tras el descanso pareció que el Ibiza quería irse arriba, jugar con más ambición, buscar la portería contraria, pero el juego seguía siendo cansino, con fases de aburrimiento y hasta de pesadez, como ver toda la saga de películas de Steven Seagal de golpe. Demasiado sin un bote de bicarbonato.  Un tiro de Castel fuera, tras la única acción con crierio a balón parado de nuevo llegaron un par de centros con un cabezazo desviado de Juan Ibiza y otro con más intención de Herrera por encima del larguero.

Los gallegos no tenían balón, pero suyos fueron de nuevo los dos únicos momentos de peligro en todo el segundo tiempo, un saque de banda, con falta de entendimiento de la defensa ibicenca con cabezazo de Señé que se fue fuera de milagro y un centro chut de Ricard a la parte superior del larguero. Tampoco el  Lugo está para florituras y no daba para más.

Carcedo no hizo cambios hasta el último cuarto de hora metiendo en el campo a Davo y Miki Villar que no se jugaron un solo balón, porque tampoco recibieron una pelota en condiciones.  Si hay debate entre que fue primero el huevo o la gallina habrá que plantearse quien tiene más responsabilidad en la falta de fútbol ofensivo, los que tienen que canalizar en la medular o los que deben desequilibrar de tres cuartos en adelante.

Pero mientras se consigue atacar lo importante es no perder así que misión cumplida...  o no tanto. La paciencia es la madre de la ciencia, pero no es infinita y tanto aburrimiento puede llegar a cansar. Se antoja fundamental ganar en casa en la doble cita que se avecina.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?