Tribunales

La Audiencia de Valencia condena a 28 años de prisión a un hombre que violó a su sobrino menor de edad

Violó a su sobrino en dos ocasiones, cuando la víctima tenía 8 y 9 años de edad

Europa Press

Valencia

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a 28 años de prisión por dos delitos de agresión sexual a menor, con violencia y abuso de superioridad, a un hombre que violó a su sobrino en dos ocasiones, cuando la víctima tenía 8 y 9 años de edad.

La Sala le impone también el pago de una indemnización de 60.000 euros por los daños psicológicos y morales que sufrió el niño, al que no podrá acercarse a una distancia inferior a los 500 metros y con el que no podrá comunicarse por ningún medio durante 40 años. Igualmente, la sentencia le inhabilita para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores durante 36 años.

La primera agresión ocurrió durante el año 2015 en la vivienda familiar del condenado, a la que acudía su hermana y madre de la víctima para dejar a sus hijos durante su turno laboral.

Según el relato que hace la sentencia, en una de esas ocasiones, el penado hizo entrar a su sobrino de ocho años hasta su habitación, le obligó a quitarse la ropa y le empujó sobre la cama, donde le agredió sexualmente.

Al año siguiente, la situación se repitió durante el verano en una casa de campo familiar en la que, tras la violación, el condenado amenazó al niño con pegarle o matarle si contaba lo ocurrido.

Años después, en 2019, la víctima fue sometida a una prueba médica a consecuencia de una dolencia abdominal en la que le detectaron signos que apuntaban a una posible agresión sexual. El menor sufrió además sintomatología psicosomática con ansiedad, tristeza y decaimiento como consecuencia de estos hechos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad