Sociedad

Nueva jornada caótica en la cercanías de Renfe en Cantabria

La Guardia Civil desalojó a un viajero que iba sin mascarilla

Problemas en las cercanias de Renfe en Cantabria

Problemas en las cercanias de Renfe en Cantabria

15:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642086318192/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Santander

La red de cercanías de Cantabia sigue sumando problemas, restrasos, cancelaciones y situaciones que ya han provocado el hartazgo de los usuarios. Este miércoles, 12 de enero, un viajero acabó detenido por la Guardia Civil por accionar el freno de mano, se negaba a ponerse la mascarilla en un tren abarrotado de viajeros por una avería y el resto de viajeros le increpaban. En Hoy por Hoy Cantabria hemos abordado la situación. Caos, es lo que todos repiten, tanto las mesas de movilidad usuarios y comite de empresa de Renfe.

Los restrasos, cancelaciones y los problemas que arrastra la red de cercanías de Cantabria está provocando estos incidentes como el  que acabó con la detención de este viajero que se negó a ponerse la mascarilla y que tiró del freno de emergencia. Varias averías han provocado este jueves, 13 de enero,  retrasos de más de hora y media por ejemplo en la línea que conecta Puente San Miguel con Santander. En concreto, la avería se ha producido en un tren a la altura de Barreda. Como consecuencia de ello, por ejemplo, el tren que debía salir a las 7 menos 10 de Torrelavega ha llegado a Santander pasadas las 8 y media de la mañana. También problemas en los trenes de Santander a torrelavega. Mariangeles Inchaurbe, es usuaria de la red de cercanías, todas las semanas va a Torrelavega a ver a su nieta. "Es una vergüenza, hay una descordinación total, han quitado muchas líneas", nos ha contado en directo.

Desde las Mesas de Movilidad, Javier Polanco, portavoz en la zona del Besaya denuncia el caos que hay en la red de cercanías que lleva un mes y medio arrastrando problemas.

Mientras tanto, varios de los trenes de la antigua FEVE que unen Santander con Liérganes han sido suprimidos como consecuencias de las averías que se han producido en el material rodante de la compañía ferroviaria. Manuel Cortines, presidente del comité de empresa de Renfe, explica que el parque de material es muy obsoleto y lamenta que los trenes en fabricación llegarán, como muy pronto en 2024 o 2025 por "la falta de previsión".

Además de los considerables retrasos que se han producido en los trenes de primera hora de la mañana, otra de las consecuencias es la elevada presión que tienen que soportar los trenes que sí circulan, con viajeros de pie en unos trenes llenos de usuarios en plena sexta ola de contagios.

Fuentes de Renfe han explicado a Europa Press que la presencia de hielo en la infraestructura ferroviaria desde primera hora de la mañana ha provocado retrasos "de 10 minutos" en varios trenes, una incidencia que, según señalan, ha quedado solucionada hasta las 12.00. A ello, se ha unido la avería a las 8.30 horas de un tren en Astillero, de la línea Santander-Solares, que ha tenido que ser retirado, provocando también retrasos y cancelaciones de trenes. Concretamente, según Renfe, en la mañana de hoy, se han cancelado tres trenes de media distancia y diez de Cercanías.

Sobre las cercanías y su deficitario funcionamiento en Cantabria, se le ha preguntado a la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones. Reconoce los continuos retrasos, averías y deficiencias que acumula el servicio, aunque asegura, son fruto de las pocas inversiones que el anterior Gobierno Central del PP acometió años atrás y ha recalcado que el actual ejecutivo central ha presupuestado hasta 100 millones para este año en diferentes inversiones como en las líneas Renedo-Guarnizo y Torrelavega-Renedo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad