Hoy por Hoy AlbaceteHoy por Hoy Albacete
Actualidad

Más acciones y menos postureo

La firma de María José Aguilar Idáñez, Catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Castilla-La Mancha

Cadena SER

Albacete

El plan de choque para reducir la lista de espera de la dependencia tenía por objetivo que 60 mil personas con derecho a prestación la recibieran. La lista de espera es de casi 400mil personas, pero el plan de choque se proponía sacar de esa lista al menos a 60mil.

El año pasado, salieron de esa lista casi 47mil personas que murieron esperando recibir los servicios de cuidado o prestaciones que tenían reconocidas. Esperando una prestación que su comunidad autónoma le reconoce, pero no le ofrece, mueren 128 personas cada día en el llamado "limbo de la dependencia". Para que lo entendamos, esto significa que cada 11 minutos una persona en situación de dependencia, muere en nuestro país sin haber recibido la prestación de apoyo a la que tendría derecho.

Y es que el tiempo medio de espera para recibir la prestación es de 421 días. Un año y dos meses, que se dice pronto.

Todas las Comunidades Autónomas recibieron el incremento presupuestario que les correspondía para ejecutar en 2021 ese plan de choque. Sin embargo, sólo se ha sacado de ese limbo a 38mil personas en lugar de las 60mil previstas. A ese ritmo, se tardaría un lustro en logar la plena atención.

Castilla-La Mancha tiene a un 4,51% de personas de ese limbo en su lista de espera. Hay Comunidades Autónomas que lo han hecho mucho peor, pero aquí murieron, sólo el año pasado, 3.190 personas en lista de espera, en el limbo de la dependencia o mientras esperaban valoración. Y en diciembre había más de 3mil personas en esa lista de espera.

Mientras Comunidades como la Valenciana han aumento casi un 12% los beneficiarios del sistema de atención a la dependencia, en Castilla-La Mancha sólo se ha llegado a un 3,18%, estando por debajo de la media española.

Estos datos pueden hacernos pensar que el Sistema de atención a la dependencia se reactiva un poco, pero esto ha sido en gran medida a base de dar servicios de bajo coste dirigidos a dependientes de grado 1 (los casos menos graves de dependencia). Las prestaciones y servicios son cada vez de menor intensidad, y a todas luces insuficientes para las necesidades de las personas en situación de dependencia.

Como muestra, baste recordar que, pasados casi dos años de la pandemia, no se ha logrado recuperar las plazas residenciales y de centros de día: hoy hay 1.229 plazas menos en residencias y 4.732 plazas menos en centros de día. Como advierte la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, lejos de nuevos discursos, fotos e intervenciones, son necesarias medidas urgentes para evitar el sufrimiento y el abandono de las personas más vulnerables de nuestro país. El Gobierno de España y los Gobiernos Autonómicos deben acometer reformas que agilicen los trámites, simplificando los procedimientos. Hay que avanzar hacia la prescripción social del profesional de referencia como único requisito para la ejecutividad y puesta en marcha de las prestaciones, e incluir la transparencia del Sistema de Información de la Dependencia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad