Sociedad
Violencia machista

Un hombre es detenido en València tras 20 años de malos tratos a su pareja, que no denunció por miedo

La mujer aseguró a los agentes de la Policía Local que llevaba sufriendo malos tratos desde hace dos décadas en presencia de sus hijos menores de edad, pero nunca se atrevió a denunciar por las presuntas amenazas y coacciones que sufre

Un cohe de la Policía Local recorre las calles de València / EP / archivo

Valencia

La Policía Local de València detuvo anoche a un hombre tras una presunta agresión machista a su pareja a la que podía haber estado maltratando desde el año 2000 cuando según denuncia la víctima comenzaron los malos tratos, vejaciones y amenazas. Una llamada de una persona que escuchó los gritos de auxilio fue determinante para descubrir la situación tan extrema que sufría la mujer con dos hijos.

Agentes del grupo GAMA le atendieron y trasladaron al hospital y le acompañarán en su proceso de denuncia. Nunca antes se había atrevido a dar el paso de denunciar. El concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València, Aarón Cano alertó sobre “situaciones como esta que son, lamentablemente, más frecuentes de lo que pensamos y existen eliminando hasta el último derecho y libertad de mujeres en nuestros barrios, en nuestra ciudad”.

Agentes del grupo GAMA y de la 2a Unidad de Distrito Russafa de la Policía Local de València detuvieron anoche a un hombre como presunto autor de un delito de violencia de género hacia su pareja tras agredirle e intentar evitar que pidiera auxilio. La mujer sufre malos tratos desde hace dos décadas pero nunca se había atrevido a denunciar por las presuntas amenazas y coacciones que sufre.

Una llamada, alrededor de las 12 horas de anoche, fue la que alertó a la sala del 092 de la Policía Local de València. Una persona escuchaba una fuerte discusión entre un hombre y una mujer, no era, al parecer la primera vez, pero sí la primera ocasión en la que escuchaba a la mujer pedir auxilio. Una patrulla de la Policía Local accedió al edificio y pudo es- cuchar la discusión y los lloros de una mujer por lo que llamaron inmediatamente a la puerta de donde procedían los gritos.

Un hombre abrió la puerta y reconoció haber mantenido una discusión que calificó de “normal” con su pareja e indicó que últimamente tienen discusiones por motivos económicos. El hombre indicó también que a su pareja le afectan especialmente manifestando una actitud agresiva llegando incluso a autolesionarse por lo que tiene que intervenir para que no sufra ningún daño. La patrulla se entrevistó con la mujer aparte descubriendo que los malos tratos comenzaron en el año 2000 con bofetadas, tirones de pelo, insultos, coacciones y amenazas en presencia de sus hijos menores de edad.

En 2008, llegó incluso a tener que ser atendida en un hospital por una lesión cervical pero no se atrevió a informar de que su pareja era el responsable. En octubre del año pasado, el día de su cumpleaños, la mujer se negó a mantener relaciones y su pareja le propinó presuntamente bofetones en la cara y puñetazos en el cuerpo. Llegó incluso a informarse de los trámites para denunciarlo pero no siguió adelante por las supuestas amenazas de su pareja.

Las últimas agresiones se habían producido, al parecer, durante todo el fin de semana. El sábado cuando se marchaba a trabajar, le sacó de la cocina y le empujó fuertemente contra la estantería golpeándose la cabeza y la espalda. Anoche iniciaron una discusión y llegó a tirarla a la cama sujetándole fuertemente llegando a taparle la boca para evitar que pidiera auxilio. Nunca antes, indicó, se había atrevido a poner una denuncia pero manifestó su intención de querer hacerlo. La mujer fue trasladada al hospital con hematomas en ambos brazos, también en la espalda y una inflamación en la muñeca derecha.

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València ha alertado sobre la situación tan extrema que sufría la mujer que, según ha indicado, “es más frecuente de lo que creemos” ha manifestado el responsable de Protección Ciudadana que ha reivindicado, una vez más, la importancia de la denuncia para activar la protección de mujeres víctimas de malos tratos y la colaboración ciudadana que, como en este caso, “ha sido crucial para descubrir la situación de extrema necesidad en la que se encontraba esta mujer” ha indicado Cano para quien “todas las situaciones de malos tratos que se producen en el ámbito privado son públicas y nos compete a toda la sociedad denunciarlas.

La violencia de género que niega derechos y libertades fundamentales nos compete a todos y todas, es una lacra que agrede a mujeres cada día y que amenaza cada día también los valores de nuestra democracia. Las mujeres no pueden vivir con miedo” ha manifestado el concejal de Protección Ciudadana.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad