Actualidad

La pandemia merma en un centenar de habitantes el ámbito rural ribereño

La ADRI analiza la demografía de la comarca, que mantiene su declive con pérdida de población en 41 municipios y un incremento en otros 26

La Covid ha hecho merma en una población envejecida / Cadena SER

RIBERA DEL DUERO

La población en el medio rural de la Ribera del Duero Burgalesa ha experimentado una mengua de un centenar de habitantes. La ADRI ha dado a conocer un análisis de la evolución demográfica más reciente, en base a los datos ofrecidos por el INE, llegando a la conclusión de que la pandemia ha hecho mella en la comarca.

El ámbito de actuación de esta entidad abarca 68 municipios de la zona sur de la provincia, del que está excluido Aranda de Duero, pero no sus entidades locales de Sinovas y La Aguilera

Son 41 municipios los que ven reducidos su población y 26 los que han aumentado, es decir, que la disminución se ve reflejada en el 60% de los municipios, mayor que en el año anterior. De ellos, son 7 los que han perdido más de 10 habitantes: Arauzo de Miel, Baños de Valdearados, La Cueva de Roa, Fuentespina, La Horra, Nava de Roa y Pedrosa de Duero. Mientras que el resto de localidades pierden entre 1 y 9 habitantes.

En el lado opuesto se encuentran los municipios que suman habitantes. En particular, con más de 15 nuevos habitantes están Fresnillo de las Dueñas (18), Fuentenebro (19), Gumiel de Mercado (15), Roa (29) y La Vid y Barrios (26)

Otros 21 municipios, que son Anguix, Bahabón de Esgueva, Cabañes de Esgueva, Ciruelos de Esgueva, Fuentecén, Fuentelcésped, Fuentelisendo, Hontangas, Huerta de Rey, Milagros, Quemada, Quintana del Pidio, Oquillas, San Juan del Monte, San Martín de Rubiales, Santa María del Mercadillo, Santibáñez de Esgueva, Vadocondes, Villalba de Duero, Villalbilla de Gumiel y Villatuelda, suman entre 1 y 14 nuevos habitantes.

Mambrilla de Castrejón es el único municipio que no varía su población con respecto al año anterior.

La tristeza mata tanto con la Covid

El gerente de la ADRI, entiende que la pérdida de población atribuible a la pandemia se debe no sólo a las víctimas directas del Covid, sino también a la pérdida de calidad de vida que ha supuesto el confinamiento y las restricciones sociales. “Yo creo que ha sido básico, no solo por los muertos por el Covid, si no porque en las zonas rurales tenemos una población muy envejecida y una persona mayor que ve limitado su acceso al aire libre, al contacto con las personas, lo sufre mucho más que la gente joven o la de mediana edad y eso yo creo que al final ha repercutido en pérdida de personas mayores de nuestro entorno”, reflexiona Héctor Ibáñez.

Demografía en los últimos años

Teniendo en cuenta la evolución de los últimos años, se confirma como en el inicio del siglo XXI había 21.419 habitantes en la zona rural de la comarca, casi 2.800 más que en la actualidad.

Fue en el año 2003 cuando la Ribera rural bajó de los 21.000 habitantes, en 2014 cuando bajó de los 20.000 y en 2018 cuando bajamos de los 19.000. Es decir, que el ritmo se acelera vertiginosamente de manera negativa. Solo un pequeño repunte en 2019, en el que se incrementó la población en 12 personas, es reseñable y cabe esperar que la tendencia, aun decreciendo, sea más paulatinamente.

En la lista negra de 5 años consecutivos con pérdidas de población aparecen La Aguilera, Caleruega, Coruña del Conde, Torregalindo, Torresandino y Tórtoles de Esgueva. Sin embargo, salen de la lista con respecto al año anterior Cabañes de Esgueva, Ciruelos de Cervera, Hontangas, Huerta de Rey, Milagros, Roa y Santibáñez de Esgueva, que resisten ampliando su población.

Por tanto, entre los más perjudicados están Tórtoles de Esgueva (-74) y Torresandino (-72) que en este último lustro han visto reducir gravemente su población. Las otras 4 localidades pierden entre 13 y 50 habitantes.

Pero no todo son malas noticias. Los pueblos con un incremento significante de población en los últimos 5 años en más de 30 habitantes son Castrillo de la Vega, Fresnillo de las Dueñas, Gumiel de Mercado, Pedrosa de Duero, La Vid y Barrios y Villalba de Duero. 18 municipios han crecido entre 1 y 29 habitantes que son: Anguix, Bahabón de Esgueva, Campillo de Aranda, La Cueva de Roa, Fuentecén, Fuentelcésped, Fuentelisendo, Fuentenebro, Gumiel de Izán, Haza, Hoyales de Roa, Mambrilla, Quemada, Quintana del Pidio, San Juan del Monte, San Martín de Rubiales, Tubilla del Lago y Villatuelda. En este periodo de tiempo, tanto Berlangas de Roa, Valdeande como Villalbilla de Gumiel mantienen un saldo de 0.

La ADRI en el lado positivo pone el foco en tres municipios que en estos últimos años, año a año, han incrementado poco a poco su población: Anguix (24), Fresnillo de las Dueñas (46) y San Martín de Rubiales (17).

En resumen, se puede decir que la evolución de la población a nivel total de la comarca ribereña es negativa pero la tendencia no es tan acentuada como en la pasada década.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad