La Ventana EuskadiLa Ventana Euskadi
Sociedad
Herencias

El 12% de las herencias vascas fueron rechazadas durante el primer semestre de 2021

Es un dato que ha aumentado en casi dos puntos respecto al mismo periodo de 2020

El 12% de las herencias vascas fueron rechazadas durante el primer semestre de 2021

El 12% de las herencias vascas fueron rechazadas durante el primer semestre de 2021

09:23

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642528482044/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Bilbao

Entre enero y junio de 2021, los vascos rechazaron unas 1.007 herencias de las 8.705 adjudicaciones por título sucesorio realizadas, lo que supone un 11,6% de renuncias. Un dato que ha aumentado en casi dos puntos respecto al primer semestre de 2020, periodo en el que este porcentaje ronda el 10%.

Años previos, ya con datos consolidados de todo el ejercicio, el porcentaje de renuncias se movía entre el 8,4% de 2012 y el 10,7% de 2020. Pero es el 2015 el año que ostenta el récord hasta la fecha con 1773 rechazos de 15.037 adjudicaciones, un 11,8%.

Sin embargo, Euskadi no es la región con la proporción más alta de renuncias en el primer semestre de 2021: Asturias, Andalucía o Madrid se sitúan muy por encima de nuestra comunidad, con porcentajes que oscilan entre el 13% y el 21%. A nivel estatal, en 2021, se rechazaron cerca de 28.000 herencias de las 182.000 adjudicaciones, un 15,4%.

¿Qué lleva a una persona a renunciar una herencia?

Para Igone Aretxaga, notaria, los datos de renuncias a herencias que deja el primer semestre de 2021 se mantienen en la media de otros años. "Aparte de la pandemia, no me consta que haya ocurrido nada excepcional que haya determinado un incremento en el número de renuncias. Creo que los supuestos de renuncias siguen siendo los mismos y quizás todo lo que ha generado la pandemia ha podido ser una causa, pero ya se venía produciendo con anterioridad", dice.

Según ha explicado en 'La Ventana Euskadi' "no tener suficiente relación con la persona fallecida, que uno de los herederos tenga una situación económica complicada que pueda perjudicar al resto de beneficiarios o que la herencia esté 'envenenada'" son algunas de las razones que pueden llevar a alguien a rechazar una herencia.

Sin embargo, desde el 2015 Euskadi tiene la Ley de Derecho civil vasco que establece que si la persona fallecida tiene deudas, los herederos no responden personalmente con su patrimonio. "Solamente se responde con los bienes de la herencia. Con lo cual. aunque el heredero acepte la herencia, no compromete su patrimonio". Por ello, señala Aretxaga, "las famosas herencias 'envenedadas' no son un motivo determinante de renuncia en el País Vasco".

Toda persona que "a priori" tenga derecho a esa herencia puede renunciar, aunque existe la posibilidad de que no se pueda. "En el caso de que el heredero tenga una deuda y renuncie a su herencia, los acreedores podrían impugnarla y por ley obligarles a aceptarla para pagarla", indica la notaria. Siempre, en última instancia, si no hay ningún heredero, esa herencia se la llevarían las administraciones.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad