Sociedad

Vuelven las visitas guiadas al interior de Santa Clara

El Concello de Pontevedra ha decidido habilitar durante los fines de semana de febrero y marzo, 1.280 plazas para visitar el interior del covento

Visita al Convento Santa Clara / Cadena SER

Pontevedra

Se ponen en marcha nuevamente las visitas guiadas al Convento de Santa Clara después de la experiencia con el programa Patrimonio Invisible, ahora con la diferencia de que el Convento ya es patrimonio municipal.

El Concello de Pontevedra ha decidido habilitar durante los fines de semana de febrero y marzo, 1.280 plazas para visitar el interior del covento. Serán visitas en grupos de 20 personas cada sábado y cada domingo de febrero y marzo a las 11:00, 12:20, 16:00 y 17:30 horas.

Para poder visitar el interior del convento de Santa clara será necesario inscribirse a partir del viernes día 21 a las 5 de la tarde, que será cuando se abran esas inscripciones en la página: santaclarapontevedra.gal

Cada persona solo podrá anotar a otra y los grupos serán de 20 personas para poder visitar zonas como el comedor, el coro alto, los locutorios, la sala capitular o la iglesia, como anunció esta mañana el concelleiro responsable, Xaquín Moreda.

Y la novedad está en que el Concello quiere utilizar la iglesia, que está desacralizada para programar actividades culturales. Están los técnicos revisando diversas cuestiones para que pueda ser viable, como por ejemplo, la instalación eléctrica, la calefacción o superar barreras arquitectónicas exteriores aunque sea de forma temporal, para que todo el mundo pueda acceder.

El Convento de Santa Clara está vacío desde el año 2017, cuando las últimas monjas de clausura abandonaron la ciudad, debido a su avanzada edad. Pero en este recinto llegaron a convivir más de 50 monjas.

Las Clarisas se instalaron en la ciudad de Pontevedra en el s. XIII, siendo entonces una orden mendicante. En la segunda mitad del siglo XIV comenzó la construcción de la iglesia del convento, de estilo gótico ojival.

Se levantó extramuros de la ciudad, junto al antiguo Camino de Castilla, al lado de la Puerta de Santa Clara, una de las cinco entradas de la antigua muralla. El cenobio fue fundado en 1.271. El interior del convento cuenta con un claustro con jardín en forma de cruz, un cruceiro y una fuente muy parecida a la de la plaza da Ferrería.

Entre las curiosidades del Recinto figura un arco interior que separa la zona de la entrada con la zona privada de clausura. En él está escrita esta frase: "Déjalo todo y lo hallarás todo. La llevaré a la soledad y te hablaré al corazón. Toma tu cruz y sígueme".

En el interior hay una amplia zona verde destinada a huerta, con un pozo, árboles frutales e incluso restos de una antigua viña. De hecho las monjas llegaron a elaborar su propio vino y contaban incluso con un lagar. También hay un pequeño cementerio que cuenta con unos 70 cuerpos enterrados, que tendrán que ser exhumados antes de afrontar cualquier tipo de reforma interior.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad