Opinión

Lorenzo Rubio

Javier Llopis, periodista

La Columna (20/01/2022) Javier Llopis, periodista

La Columna (20/01/2022) Javier Llopis, periodista

02:18

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1642672270_369857/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Alcoi

Fue la voz imprescindible de una de las etapas más apasionantes de la historia reciente de esta ciudad: la del tránsito de la dictadura a la democracia. Lorenzo Rubio es una referencia ineludible para hacer el retrato de aquellos años de eclosión política, cultural y social en los que Alcoy sufrió un drástico cambio y abrió mil ventanas a la esperanza en el futuro. Ejerció el periodismo local en el sentido más noble del término. Fue un maestro todo terreno que podía actuar a la vez de analista político, de sutil entrevistador y de primoroso cronista futbolero. En todas sus facetas profesionales destacaba una característica común: su absoluta independencia, su capacidad para abordar los temas informativos desde la libertad y el respeto al oyente.

Recordar la figura de Lorenzo Rubio significa hacer un viaje de regreso a los tiempos dorados del periodismo; a aquellos años lejanos, previos a la crisis de las empresas de comunicación, en los que esta bendita profesión gozaba de un fuerte prestigio social y era capaz de influir sobre el pensamiento y la opinión de una determinada comunidad. Durante 40 años, desde la atalaya de Radio Alcoy, Lorenzo abordó con honestidad y pasión todos los grandes asuntos de esta ciudad: desde la recuperación de unos barrios arrasados por el abandono franquista al debate sobre el modelo económico de Alcoy, pasando por la reivindicación de unas infraestructuras modernas para acabar con nuestro secular aislamiento. A lo largo de su ejemplar trayectoria, este periodista vocacional no eludió ninguna polémica y defendió siempre los intereses de sus conciudadanos aunque ello supusiera un enfrentamiento con el poder.

Poco amigo de los besamanos y de los homenajes, Lorenzo Rubio abandonó el periodismo en un voluntario silencio. Casi automáticamente pasó a convertirse en uno de esas paradójicas figuras que llenan la historia de Alcoy: personajes que han tenido un peso fundamental en el devenir de esta ciudad y que por extraño que nos parezca, han acabado perdidos en el olvido institucional y sin recibir el reconocimiento que merecen sus trayectorias profesionales. Estos tristes momentos, en los que todos lamentamos su desaparición y glosamos sus virtudes, nos ofrecen una ocasión magnífica para reparar esta injusticia y para contarles a las nuevas generaciones que durante casi 40 años los alcoyanos disfrutamos del trabajo excepcional de un comunicador que hizo periodismo del grande.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad