La Ventana de la MemoriaLa Ventana de la Memoria
Política
La Ventana de la Memoria

Ramón Díaz, un cocinero "que hacía comunidad"

El capítulo 36 de 'La ventana de la memoria' recuerda a Ramón Díaz, cocinero de la Comandancia de Marina de San Sebastián, asesinado por ETA el 26 de enero de 2001

Ofrenda floral a Ramón Díaz / Twitter

Bilbao

El capítulo 36 de 'La ventana de la memoria' recuerda a Ramón Díaz, cocinero de la Comandancia de marina de San Sebastián, asesinado por ETA el 26 de enero de 2001 en el donostiarra barrio de Loiola, con una bomba lapa de cuatro kilos de dinamita adosada a los bajos de su coche.

Capítulo 36 | Ramón Díaz, un cocinero "que hacía comunidad"

16:17

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643135573548/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Arkaitz Díaz tenía 17 años cuando la banda terrorista mató a su padre. Le recuerda como "una persona un poco salsera, dicharachera, muy metido en las actividades del club deportivo Loiolatarra, bien para fiestas: caldereros, la Tamborrada...pero también, llevaba la sección deportiva de pelota a mano y andaba con los chavales en sus desplazamientos. Era una de esas personas que hace comunidad, que se apuntaba a un bombardeo y allí donde le pedían ayuda y colaboración estaba presto a ayudar. Muy ligado al barrio". 

Díaz se ha preguntado "un montón de veces" por qué mataron a su padre. Pero, "tampoco es una cosa que me importe. El tema es que se hizo y ya está", asegura. Recuerda que "éramos una familia normal, el aita era una persona civil". Meses después de matarle, ETA difundió que "no era un objetivo". "Eso bien poco me importa. El hecho es el que es y me da igual", sentencia el hijo de la víctima.

Arkaitz Díaz / cadena SER

El atentado le pilló desayunando para ir al instituto. "Escuché un bombazo muy fuerte y bajé. Un tendero del barrio, Gorriti, me paró y me dijo que era el aita. Fui hacia casa directo y mi ama estaba gritando en la ventana..." De los días siguientes recuerda mucha gente visitándoles y arropándoles en casa, "sobre todo, los del barrio" (los compañeros de Loiolatarra siguen homenajeándole todos los 26 de enero).

Diez años antes, en el mismo barrio de Loiola, ETA intentó matar a otro vecino, también socio de Loiolatarra, también con una bomba lapa. Ramón Díaz fue la única persona que se acercó a la víctima, José Ignacio Lago, le hizo un torniquete y evitó que se desangrara. Diez años después, la víctima fue él.

Tras el atentado, la vida de Arkaitz "cambió mucho, drásticamente, no solo porque te falte el padre, sino por todo: el ambiente que había, seguia habiendo atentados, mucha pancarta, mucha concentración, mucha presión social...siempre intentando dar legitimidad a algo que no lo tiene".

Transcurridos 21 años del atentado, Arkaitz agradece el homenaje que CCOO, sindicato en el que militaba su padre, le tributó recientemente, junto a otros once afiliados al sindicato asesinados por la organización terrorista. "Hay que recordar, mantener el relato y decir claramente qué es lo que pasó", asegura.

Los doce de CCOO

El pasado 10 de diciembre, CCOO rindió homenaje en el palacio de Congresos Europa de Vitoria-Gasteiz a sus doce afiliados asesinados por ETA entre 1978 y 2001, en un acto de "memoria, reconocimiento y justicia".

Además, de Ramón Díaz, que cerraba la lista en orden cronológico, los once restantes homenajeados fueron: el policía municipal Antonio García Caballero, los albañiles Francisco Medina Albala y Antonio José Martos, el soldador Mario González, el comercial Pedro Conrado Martínez, el panadero Cándido Cuña González, el trabajador naval Félix Peña Mazagatos, el funcionario de prisiones Manuel Pérez Ortega, el periodista José Luis López de Lacalle, el exgobernador civil de Gipuzkoa Juan Mari Jaúregui, y el jefe de servicios en la prisión de Nanclares Máximo Casado Carrera.

Memoria e Historia son primas lejanas

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, cierra con su reflexión este capítulo de 'La ventana de la memoria'. Comienza Sordo citando a Almudena Grandes en una entrevista en 'El País': "Es un error pensar que la memoria tiene que ver solo con el pasado. Tiene que ver con el presente y el futuro, porque si no sabemos de dónde venimos, no sabremos a quién nos queremos parecer"·

Sordo recuerda que a los presentes en el acto les dijo que "sacar del olvido, anonimato, del pasado a veces incómodo, las voces, los recuerdos...dar sentido humanista a la tragedia que vivisteis, decir alto y claro que no tuvo ninguna justificación, pero tampoco ninguna recompensa, ningun rédito político, sirve".

Termina Sordo manifestando que "a veces, Memoria e Historia se enlazan, aunque sean primas lejanas y no hermanas siamesas. Cuando se sabe que se ha estado en el lado correcto de la Historia ante las barbaries. Saber de dónde venimos para saber quiénes no queremos saber y a quién sí nos queremos parecer".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad