Hora 14 IbizaHora 14 Ibiza
Política
Plenos municipales

Aparcar en el pueblo de Sant Antoni volverá a ser de pago y con más calles de zona azul

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado, con la abstención de la oposición, el regreso del estacionamiento tarifado

La zona azul volverá a ser de pago en Sant Antoni / Cadena SER

Sant Antoni de Portmany

Aparcar en el pueblo de Sant Antoni volverá a ser de pago y con más calles de zona azul. El pleno del Ayuntamiento ha aprobado, con la abstención de la oposición, el regreso del estacionamiento tarifado para fomentar la rotación y para dar respuesta, dicen desde el equipo de gobierno a la demanda de sectores como la restauración y el comercio pero también a los residentes que no encuentran actualmente una plaza para aparcar.

La ORA se eliminó en la pasada legislatura y la alternativa fue la de aparcar en las calles más comerciales con control de reloj pero de forma gratuita. Algo que no ha funcionado, dice el concejal de Movilidad, Joan Torres, que ha señalado que "no están haciendo nada que ya no se esté haciendo en otros municipios".

Por su parte la concejala de PSOE Reinicia, Cristina Ribas, dice que se debería apostar por la peatonalización de las calles del casco urbano y por los aparcamientos disuasorios. Ribas asegura que "ahora todo el pueblo será zona azul", una medida "impopular", asegura porque tocará el bolsillo a los ciudadanos , pero no resolverá los problemas de aparcamiento en los meses de verano.

Una vez que se ha aprobado inicialmente la ordenanza se tendrá que hacer una licitación pública para adjudicar el servicio.

Desde el grupo PSOE Reinicia se ha recalcado que la anterior concesión fue deficitaria, pero el alcalde, Marcos Serra, afirma que este no es el problema sino la falta de aparcamiento que hay actualmente en el núcleo urbano de la Villa de Portmany.

Plan de gestión sostenible del agua

El pleno también ha aprobado de forma inicial y por unanimidad el Plan de Gestión Sostenible del Agua y el Plan de Emergencia ante situaciones de Sequía del municipio, uno de los objetivos de esta legislatura. De esta forma, se establecerá una dinámica de actuación sostenible con este recurso hídrico en el municipio, además de prevenir posibles escenarios futuros de sequía.

La base fundamental del plan, que se basa en un estudio del uso y consumo del agua en los últimos años, plantea diferentes escenarios en función de las necesidades hídricas y la población actual existente en el municipio.

El escenario actual del municipio de Sant Antoni refleja que el consumo principal es de agua desalada, situándose sobre el 80%, con la intención de que en un futuro se pueda seguir con esta tendencia de uso sostenible de este recurso. Tras la elaboración del plan, la propuesta que se plantea es aumentar el consumo de agua desalada en detrimento del agua subterránea.

El plan detalla que la extracción de las Masas Aguas Subterráneas (MAS) deberá disminuir para poder garantizar su recuperación y este volumen deberá ser sustituido por agua desalada. Según lo reflejado en el convenio de Abaqua y el Ayuntamiento de Sant Antoni, aprobado definitivamente por el pleno del 27 de septiembre del año 2020, el Ayuntamiento tiene concedido un suministro de 1.384.620m3/año de agua desalada. Para poder regularizar las extracciones subterráneas, el plan considera necesarios como mínimo 1.538.188m3 de agua desalada para poder garantizar una gestión sostenible y poder permitir la recuperación de las MAS.

El Plan de Gestión Sostenible del Agua es necesario para municipios de más de 20.000 habitantes y tiene como objetivo prever un conjunto de actuaciones y actividades que permitan reducir la demanda de agua, mejorar su eficiencia y evitar el deterioro de los recursos hídricos disponibles en el futuro.

El documento recoge un programa de medidas para la gestión sostenible del agua como sustitución de redes, contención de fugas y sustitución de redes, así como la universalización de contadores o reutilización de aguas residuales. En esta línea, cabe destacar que en el municipio de Sant Antoni ya se ha llevado a cabo un trabajo importante para la eficiencia de la red, que actualmente se encuentra entre las más altas, situándose en un 80% de eficiencia, lo que supone que registra menos del 20% de fugas en la red de agua, situándose en uno de los municipios de Baleares con menos fugas.

Por otra parte, el consumo de agua se encuentra dentro de la ratio que marca no superar los 250 litros por habitante al día.

Una de las propuestas que recoge este plan coincide con otro de los objetivos de esta legislatura, que es la elaboración de una ordenanza de ahorro de agua que regule aspectos como el ahorro y eficiencia en el uso del agua para el municipio, contribuyendo a la utilización racional y a la preservación de la calidad del recurso. Una ordenanza que ya se está trabajando en su redacción.

Una vez aprobados estos planes en el pleno de hoy, se remitirá a la Dirección General de Recursos Hídricos del Govern balear, que es la administración competente, para aportar las consideraciones que encuentren necesarias antes de la aprobación definitiva.

La redacción de los planes han contado con la asistencia técnica del servicio municipal de agua potable y alcantarillado, Facsa, y junto con Alianza por el Agua.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad