Economia y negocios

Las oficinas municipales de San Martín cambian de casero: constructoras de Vitoria venden sus acciones a una sociedad en la que está la familia Delclaux

El Ayuntamiento ha autorizado la operación que se hará efectiva en torno a verano

Oficinas Municipales en San Martín. / Google Maps

Vitoria

La propiedad del edificio de San Martín donde el Ayuntamiento tiene sus oficinas cambia de manos. Las tres constructoras locales propietarias del edificio han decidido pasar el testigo a una sociedad dedicada a la inversión formada por dos familias empresariales: Muñoz, de Valencia, y un apellido muy reconocible del empresariado vasco: Delclaux. La operación consiste en una venta de las acciones de Lepazar XXI, la empresa que controla la propiedad del edificio. El Gobierno municipal ha dado luz verde a la operación y el pasado 6 de mayo autorizó la transmisión de acciones. La previsión es que el traspaso se haga en torno al verano.

La empresa propietaria de las oficinas municipales de San Martín, Lepazar XXI, está en manos de las constructoras Lagunketa, Construcciones Pérez de San Román y Zikotz. Estas empresas ganaron el concurso público del Ayuntamiento por el que construían el edificio por unos 37 millones de euros y, posteriormente, se encargaban de su mantenimiento y se lo alquilaban al Ayuntamiento para acoger allí sus oficinas municipales. El Ayuntamiento paga en la actualidad a los propietarios 3,15 millones de euros al año. El contrato señala que a los 30 años el edificio pasará a manos del Ayuntamiento. Eso será en 2045.

Las constructoras dejan este negocio con el objetivo de centrar sus activos en la promoción de otros proyectos más inmediatos, han señalado desde una de las promotoras. En la propiedad del edificio va a continuar Giroa, el socio que está encargado del mantenimiento del edificio desde su apertura.

La autorización del Ayuntamiento

Fuentes del Gobierno municipal han señalado que este cambio de propietarios en el edificio no tiene ninguna incidencia en las condiciones del contrato en vigor. Según un informe municipal, las constructoras no podían vender sus acciones hasta no haber cumplido un tiempo mínimo del contrato, calculado en 6 años y 265 días desde el inicio de ese contrato el 1 de junio de 2015. El plazo expiró el pasado 12 de febrero de 2022. Un mes y medio después, el 28 de marzo, Lagunketa, Construcciones Pérez de San Román y Zikotz solicitaron oficialmente al Ayuntamiento el permiso para vender sus acciones. Otro de los requisitos legales era contar con el plácet del Ayuntamiento y el Gobierno de Urtaran ha autorizado la operación.

¿Por cuánto dinero han vendido sus acciones las constructoras locales? ¿A cuánto asciende la operación? Los detalles de la compraventa de las acciones, de momento, no han trascendido. La nueva propietaria se llama Ikemas Desarrollo Empresarial y es una sociedad domiciliada en Madrid dedicada a la inversión. Es una firma en la que confluyen dos inversores, las mencionadas familias Muñoz y Delclaux. Fuentes de la empresa han explicado a la CADENA SER que se trata de una inversión financiera con vocación de largo plazo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad