Gente

Irun vuelve a disfrutar con emoción su día de San Marcial con dos alardes en las calles

A pesar de la lluvia miles de personas vestidas con los colores de la fiesta han arropado en las aceras el paso de las compañías

Paco Carrillo, General del Alarde Tradicional, saluda a las compañías en su llegada a la plaza San Juan. EFE/Javier Etxezarreta / Javier Etxezarreta (EFE)

Irún

Después de tres años de espera debido a las cancelaciones de 2020 y 2021 por la pandemia, la emoción ha vuelto este jueves a la localidad guipuzcoana de Irun, que finalmente ha podido celebrar su día grande con los alardes tradicional y mixto en una jornada en la que la lluvia no ha podido con las ganas de fiesta.

El rojo, el blanco y el negro han inundado las calles de la ciudad fronteriza que este 2022 celebra el quinto centenario de la victoria de sus milicias sobre las tropas francesas en la batalla de San Marcial, cuando, según cuenta la tradición, mujeres, ancianos y niños lograron distraer la atención de sus enemigos haciéndoles creer que eran atacados por un flanco, cuando realmente sufrirían el asalto por su retaguardia.

El desfile tradicional, respaldado por la mayoría de los iruneses y en el que las mujeres solo participan como cantineras, ha arrancado sobre las 7.40 horas en la plaza Urdanibia, desde donde sus 19 compañías y su escuadra de hacheros se han dirigido a la plaza San Juan con ritmo marcial marcado por los pífanos, redobles y tambores de sus soldados.

Los 6.500 integrantes del alarde se han concentrado en la Plaza de San Juan, donde a las 8.18 horas ha entrado a caballo el general, Paco Castillo, que ha pasado revista a las tropas.

Poco después, a toque de cornetín, se han realizado las tres descargas de escopeta que han dejado la plaza sumergida en una nube de humo de pólvora tras lo cual las compañías han abandonado el lugar animadas por los cientos de personas que se agolpaban en las aceras, muchas de ellas tras horas de espera para guardar el sitio.

El alarde mixto, que reivindica la presencia de mujeres como soldado en las compañías, ha iniciado su recorrido con algo de retraso a las 10.22 horas con un desfile que ha marchado por las mismas calles por la que horas antes lo ha hecho el tradicional.

Una vez en la plaza de San Juan los integrantes de este desfile han coreado arrodillados el grito de "EmakumeaK Alardean" y poco después ha irrumpido al galope a caballo la general, Maite Vergara, acompañada de dos ayudantes.

Por primera vez una componente del Ayuntamiento, la delegada de Igualdad, Miren Echeveste, de Elkarrekin Podemos, ha hecho entrega de la bandera de la ciudad al alarde mixto en los arcos del edificio consistorial.

La vicerarteko, Inés Ibáñez de Maeztu, la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, han acudido a la ciudad fronteriza para mostrar su apoyo a este desfile y reivindicar la participación de las mujeres no solo como cantineras.

Landaida ha señalado que "otras localidades ya están adaptando sus tradiciones para adecuarse a los nuevos tiempos y a la igualdad" y ha citado como ejemplo la Kaxarranka de Lekeitio en las fiestas de San Pedro que por primera vez ha sido protagonizada por una mujer.

"La actualización de las fiestas en términos de igualdad es ineludible en términos de justicia social, como lo exigen las propias mujeres, el movimiento feminista y la sociedad en su conjunto", ha indicado.

También ha estado en los bajos del Ayuntamiento para recibir a la comitiva de este alarde el delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso (PSE), que ha reivindicado la compatibilidad entre la convivencia festiva y la participación igualitaria.

Itxaso ha apostado por "saber escuchar" y "atender" la demanda de igualdad que "no va en contra de ninguna tradición y tampoco en contra de la convivencia festiva", ha señalado.

La polémica en torno a los alardes comenzó en 1996 cuando un grupo de mujeres irrumpió en el desfile tradicional de Irun para reclamar la participación femenina.

Esto originó un conflicto entre partidarios de uno y otro desfile que se tradujo en ediciones marcadas por los incidentes, una tensión que ha ido menguando con los años hasta llegar a una situación en la que ambos alardes discurren con normalidad

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad