Hora 14 EuskadiHora 14 Euskadi
Sociedad
ACOGIDA

Noche de sueño en el aeropuerto de Bilbao para los niños saharauis antes de volver a casa

Su vuelo de vuelta a casa salía el miércoles a las 22:55 desde Bilbao, pero finalmente no pudo despegar hasta las 2:25 de la madrugada y algunos de los pequeños se durmieron un rato en la terminal del Aeropuerto de Loiu

Edurne Uzkudun de 'Oporrak Bakean' en 'Hora 14 Euskadi'

Edurne Uzkudun de 'Oporrak Bakean' en 'Hora 14 Euskadi'

01:46

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1662034217265/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Bilbao

La noche de este miércoles los niños 250 niños sharauis que habían pasado sus vacaciones en Euskadi se encontraron con un retraso en su vuelo, que hizo que se quedasen durmiendo unas horas en el aeropuerto de Bilbao. El vuelo se suponía que salía a 22:55 de Bilbao, pero llegó de Argel con retraso al aeropuerto de Loiu y entre que repostó y embarcaron, despegó a las 2:25 de la madrugada.

Nos lo ha contado en 'Hora 14 Euskadi' Edurne Uzkudun, de 'Oporrak Bakean', que explicaba que también había niños saharauis que volvían a casa tras pasar sus vacaciones en Navarra y Cantabria. "Algunos estaban dormidos, otros jugando al balón, alguno llorando, teníamos de todo", explica Uzkudun.

Desde 'Oporrak Bakean' han agradecido que se mantuviera abierto el aeropuerto a esas horas, pese a que Loiu cierra por las noches, " todos los años tenemos que agradecer al personal del aeropuerto, pero esté año chapó, el avión llegó cuando ya ni entran ni salen aviones y los controladores se quedaron hasta el despegue para dar el ok".

Y confirman que los niños ya están en casa perfectamente tras el viaje de vuelta, con esta anécdota debajo del brazo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad