Sociedad

Gobierno vasco y sindicatos negocian blindar las bolsas de trabajo para minimizar el peso de los exámenes de las OPEs

Una plataforma de afectados anuncia que acudirá a los tribunales si no se cumplen los criterios de igualdad, mérito y capacidad

Cadena Ser

Vitoria

El Gobierno vasco y los sindicatos de la administración están negociando una fórmula para limitar el peso de los exámenes de las OPEs de consolidación de empleo a la hora de conformar las bolsas de trabajo y priorizar de esa manera a los interinos que forman parte de esas bolsas. La denuncia es de una plataforma de opositores afectados que anuncia que acudirá a los tribunales si las bolsas no se regulan por los "criterios de igualdad, mérito y capacidad".

"Las secciones sindicales del Gobierno vasco pretenden que quienes hemos hecho el examen, aún sacando la máxima nota posible en el mismo, estemos por detrás de cualquier participante de las actuales listas", señala esta plataforma que ha logrado agrupar a más de 500 personas a través de internet y que ha emitido su primer comunicado.

"Somos muchísimos los que nos hemos preparado esa oposición y nos presentamos a la misma pensando que todo se haría en base a criterios de igualdad de condiciones, capacidad y mérito", explica a la SER uno de los afectados. En esta primera tanda de OPEs excepcionales de consolidación de empleo que se celebró en septiembre, 24.061 personas optaron a 1.272 plazas de auxiliar administrativo o personal de apoyo, entre otras categorías.

Las pruebas de septiembre se realizaron sin que quedara claro, negro sobre blanco, como se regularían las bolsas de trabajo que salieran de esa OPE. Los aspirantes daban por hecho que, como suele ocurrir tras una OPE, se generarían nuevas bolsas de trabajo en las que se valoraría el resultado del examen y la experiencia en la administración en proporciones "justas".

En las bases de la convocatoria se señala que "se procederá a la reordenación de las bolsas de trabajo a las que se incorporarán las personas aspirantes que hayan resultado aprobadas y no seleccionadas", pero que dicha reordenación se llevará a cabo "conforme a los criterios que se determinen mediante resolución de la Viceconsejería de Función Pública, previa negociación con la representación del personal". Esos criterios son los que se están negociando.

"Evitar cualquier injerencia que viniera de fuera"

Ya desde septiembre, los sindicatos en el Gobierno vasco -como ELA, UGT o LAB- reclamaron al departamento de Función Pública que los interinos fueran siempre por delante de los aspirantes de las OPEs, fuera cual fuera su nota Pedían que aquellos aspirantes que no fueran interinos fueran siempre al final de las bolsas, siempre por detrás de los interinos que ya integran esas bolsas. Unas bolsas que tienen en algunos casos una antigüedad de más de 10 años.

De hecho, los sindicatos daban por hecho que iba a ser así. "Lo que se habló desde un principio, tanto en reuniones bilatelales como en la Mesa Sectorial y UGT ha defendido en todo momento, fue que las bolsas se mantendrían con nuestro personal interino, para asegurar su permanencia, independientemente de la nota obtenida, y en todo caso serían las personas aspirantes que vinieran de fuera y aprobaran, quienes se integrarían en la bolsa existente", señala UGT en una comunicación a sus afiliados. En otra circular interna defiende "evitar cualquier injerencia que viniera de fuera" al referirse a los opositores que no son interinos en esas plazas.

El Gobierno vasco mantiene silencio

Pero lo señalado con anterioridad no estaba escrito en ningún lado, y el Gobierno vasco ha ido llevando a la mesa de negociaciones otras propuestas que no han contado con el apoyo de los sindicatos. Hasta este pasado 30 de noviembre, cuando parece que algo ha cambiado, según una circular interna del sindicato LAB: "La Administración ha cambiado radicalmente su propuesta, probablemente debido a la presión de todas y todos, y está más cerca del planteamiento que hemos defendido desde LAB".

Según LAB, el Gobierno vasco "ha admitido por escrito que no se van a crear nuevas bolsas de trabajo de procesos especiales, sino que se reordenarán las actuales bolsas". El sindicato informa a sus afiliados que "todos los integrantes de la bolsa de trabajo partimos con la misma puntuación que tenemos en la actualidad, a lo que se sumará la superación del examen". Según los datos que maneja LAB, con la última propuesta del Gobierno vasco aprobar el examen (60 puntos) equivaldrá a 1 año de "servicio en la bolsa de trabajo". 120 puntos, la nota máxima en el examen, equivaldría a 3 años de experiencia.

El Gobierno vasco no ha querido dar detalles sobre la evolución de las negociaciones. Fuentes del departamento de Gobernanza Pública y Autogobierno -al que pertenece Función Pública- se han limitado a señalar que se está buscando una posición "equilibrada".

El manifiesto de los afectados

"Mediante esta nota queremos informarles de la constitución de la plataforma "Bolsas Justas Eusko Jaurlaritza" por la defensa de los procesos de Oferta Pública de Empleo llevados a cabo el pasado septiembre basados en criterios de igualdad, mérito y capacidad. De entre los participantes en la pasada OPE del Gobierno vasco, somos ya más de 500 las personas integrantes de esta plataforma las que nos hemos visto en la necesidad de organizarnos en vista de la evolución que lleva el proceso de negociación entre Gobierno vasco y las diferentes secciones sindicales de esta administración en la que se pretende dejar sin ningún valor la OPE en la cual hemos participado".

"Las secciones sindicales del Gobierno vasco insisten en mantener las actuales listas de contratación que duran ya más de 10 años, así, también pretenden que quienes hemos hecho el examen, aún sacando la máxima nota posible en el mismo, estemos por detrás de cualquier participante de las actuales listas sea cual fuere su nota a partir de 0, sin olvidar a su vez, a quienes integrando las listas vigentes han participado y mejorado su nota en el proceso convocado en 2022, viendo así imposibilitada la posibilidad de mejora en listas si finalmente se llevan a término las propuestas presentadas por las diferentes secciones sindicales en la Mesa de negociación".

"La administración pública no puede convertirse en un cortijo. Los sindicatos no pueden defender únicamente los intereses de parte de sus afiliados dejando de lado a la parte no vinculada al Gobierno vasco. Tampoco a quienes sin ser afiliados a ningún sindicato, tienen derecho a participar en un proceso que les permita trabajar en la Administración Pública Vasca".

"Es por ello que mediante esta nota queremos denunciar ante los medios tal injusticia y que, de ser necesario, llegaremos hasta dónde haga falta, vía judicial inclusive, para que se conformen las nuevas listas basadas en los criterios que promulga la Constitución: igualdad, mérito y capacidad".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad