Hoy por Hoy Matinal LugoHoy por Hoy Matinal Lugo
Sociedad

Denuncian al alcalde de Pol por una agresión durante un partido de fútbol

Lino Rodríguez Ónega niega la agresión

El joven de Portomarín presenta “laceraciones, una marca en el cuello de forma de la cadena, en la pierna una rozadura y en el brazo marcas / Cedida

Lugo

Brais Rodríguez, un joven de 27 años y vecino de Portomarín, ha denunciado hoy ante la Guardia Civil de Pol al alcalde de este concello, al socialista Lino Rodríguez, por agresión durante un partido de fútbol, una agresión que niega el regidor.

Era un partido en el que el Pol se jugaba el ascenso a Regional Preferente, que finalmente acabó perdiendo por 1 a 2 frente al Portomarín.

La presunta víctima ha relatado que él llegó una hora y media antes del partido, y que consultó con el utilllero del Pol sí podía encaramarse a una estructura donde la Televisión de Galicia suele colocar sus equipos cuando juega el filial del Club Deportivo Lugo en el campo del Pol.

Ya en la estructura, el alcalde subió “hasta en tres ocasiones” para invitarle a que dejara ese lugar y a que no tocara el bombo. La segunda vez que subió para afearles su actitud llegó a pedirles a los dos agentes de la Guardia Civil que los echara de ese lugar, pero no lo hizo.

La tercera vez que fue ya es cuando se produce la presunta agresión, cuenta Brais Rodríguez que Lino “subió corriendo con espuma en la boca”, le agarró “por el cuello, me arrancó dos colgantes que llevaba y me intentó tirar de la estructura para bajo. “De hecho el arbitro lo recogió en el acta, que él me agarró, que yo no le puse la mano encima y que me intentó tirar de una estructura de cuatro metros de altura”, ha pormenorizado.

El joven de Portomarín presenta “laceraciones, una marca en el cuello de forma de la cadena, en la pierna una rozadura y en el brazo marcas de uña de cuando me agarró”. “No es de recibo que un alcalde haga estas cosas y menos a un chaval delante de dos menores que van animar al equipo de su pueblo”, ha protestado.

Por su parte, el alcalde de Pol, Lino Rodríguez Ónega, ha confesado que está “muy tranquilo” al tiempo que se ha afanado en subrayar que “no” ha hecho “nada malo”.

El regidor ha reconocido que “al principio del partido les dije que no podían estar ahí y volví al rato y también les avise pero se mofaron de mi”.

“Estaba la Guardia Civil haciendo su servicio en el campo de fútbol y fui junto a ellos y les dije que había unos chavales que estaban haciendo caso omiso de salir de ahí. En vez de acompañarme no lo hicieron y los chavales empezaron a bailar, y a tocar el bombo y les advertí pero el chaval tenía más que decir y encima burlándose de mil”, ha esgrimido.

Ya una tercera vez volvía a llamar la atención de los aficionados del Portomarín y “entonces se encararon conmigo y yo le cogí de la cinta del bombo y les mande para abajo”. “Entonces empezó a gritar. Yo responsabilizó a la pareja de la Guardia Civil porque tiene que venir allí y sí me dicen que ellos pueden estar ahí yo no abro la boca. Yo les dije que no podían estar ahí. Hicieron caso omiso y se mofaron de mi y tengo que aceptar las mentiras”, ha asumido finalmente resignado ante la denuncia el alcalde de Pol, Lino Rodríguez Ónega.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad