SER Deportivos SantiagoSER Deportivos Santiago
Fútbol

Fractura abierta en la SD Compostela

La ruptura entre la actual Junta Directiva y el ex-presidente Quinteiro, que reclama casi tres millones, es total

Antonio Quinteiro en la rueda de prensa en la que anunció su salida de la presidencia

Santiago de Compostela

No parece que vaya a reconducirse la situación, más bien al contrario, y la SD Compostela parece abocada a revivir semanas convulsas en los social, ahora que lo deportivo marcha. Y lejos de que los últimos acontecimientos vayan a encauzar una posible solución para alcanzar la paz social que tanto necesita el club, la batalla entre la actual Junta Directiva y el ex presidente y acreedor del Club, Antonio Quinteiro, se recrudece y gana en intensidad. Y no parece ni rápida ni pronta la solución a una situación cada vez más enconada, con las partes más distantes y enemistadas.

Las informaciones de las que ya dimos cuenta en Radio Galicia en cuanto a que puedan llegar al Club nuevos inversores con personas conocidas del mundo del fútbol y la empresa como son Borja Iglesias, Esteban Granero y Antonio Agrasar, con las que mantiene conversaciones la actual directiva, han provocado gran malestar en la persona de Antonio Quinteiro. El que fuera máximo mandatario de la entidad blanquiazul, no está dispuesto a que le ninguneen y tiene la firme intención de ir hasta el final para reclamar lo que considera es suyo, por la vía judicial o la que sea necesaria, ante lo que considera está siendo un continuo menosprecio hacia su persona por parte de la actual Junta Directiva. Quinteiro sabe de las intenciones de los actuales mandatarios, que bajo su punto de vista maniobran para que acepte formar parte en una operación en la que no le conceden ni voz ni voto, cuando puede resultar parte fundamental para que vaya o no a buen puerto. Y lo cierto es que está dispuesto a hacerla encallar, precisamente por lo que considera una ofensa hacia su persona, ya que por su condición de mayor acreedor de la entidad, debiera formar parte de cualquier movimiento de calado con visos al futuro. No sólo como acredor en lo económico, sino también como propietario de la marca "SD Compostela" y otros logos del Club que tiene registrados a su nombre.

Reclamación de casi tres millones de euros

En los documentos que se adjuntan en esta información, Quinteiro reclamó a la SD Compostela la cantidad de 2.812.000 euros que asegura poder documentar, depositó en la arcas de la entidad blanquizul desde que llegara al cargo de presidente.

Documentos por los que Antonio Quinteiro reclama casi tres millones de euros a la SD Compostela

Además, Quinteiro no accederá a negociar su deuda con nadie que no sea el grupo inversor que él asegura tener dispuesto para hacerse cargo del Club y cuya oferta firme para realizar la operación, ya le trasladó a la actual directiva, sin que ésta se haya dado por enterada. Ese grupo inversor, del ramo automovilístico y de Galicia, llegaría con efecto inmediato, liderado por "dos jugadores de Primera División y un Director General". Eso sí, la llegada de ese grupo a la dirección del Club, supondría la inmediata salida de la actual Junta y el regreso de Antonio Quinteiro al puesto de presidente. y evidentemente, por ahí no pasan los actuales mandatarios.

La situación se ha enconado hasta tal punto que, excepto uno de los actuales directivos del Compos, nadie le coge el teléfono a Antonio Quinteiro, lo que ha obligado a realizar las últimas comunicaciones con el Club vía burofax. Además, el ex dirigente, se niega en redondo a seguir permitiendo que se use la marca "SD Compostela" que es de su propiedad desde que la recuperara en su momento haciendo el necesario desembolso a título personal y que tiene registrada a su nombre.

Por su parte, los actuales mandatarios, más allá de lo que dejan caer en algunos círculos, optan por no entrar al trapo de una guerra dialéctica que pueda dificultar, aún más, las gestiones que tienen en marcha para lograr la llega de nuevos inversores al Club. La hora de ruta diseñada, señala convocatoria de Asamblea Extraordinaria para sus abonados y explicarles en la misma las intenciones que tienen para dar entrada al grupo de nuevos inversores del que se viene hablando los pasados días, con Borja Iglesias, Granero y Antonio Agrasar (Plexus Tech) liderando el mismo. Pero todo lo que se pueda negociar, plantear y planificar, tendrá que contar con el "factor Quinteiro", y eso supone colocar en la ecuación una reclamación de deuda de casi de tres millones de euros, que pueden condicionar y mucho cualquier plan de futuro. Lo peor, de todo, es que nada invita al optimismo en cuanto a que las partes enfrentadas puedan avenirse al diálogo y buscar una salida a una fractura abierta, a un crudo enfrentamiento que ha ido subiendo de temperatura y parece lejos de poderse enfriar a corto plazo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad