La Ventana de GaliciaLa Ventana de Galicia
Sociedad

Inteligencia Artificial en salud mental: así funciona STOP, el proyecto liderado por la ingeniera gallega Ana Freire

"Recopilamos datos anónimos para analizar perfiles en redes que hablen de suicidio, depresión o trastornos alimentarios y orientar campañas de ayuda", señala la investigadora

Ana Freire lidera un proyecto para detectar conductas suicidas a través de IA

Ana Freire lidera un proyecto para detectar conductas suicidas a través de IA

05:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1686073692120/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Santiago de Compostela

La ingeniera informática gallega Ana Freire coordina el proyecto STOP (Suicide prevenTion in social Platforms), que analiza las redes sociales en busca de patrones asociados a problemas de salud mental, sobre todo vinculados al suicidio, la depresión o trastornos alimentarios. Dirigido desde la Universidad Pompeu Fabra, involucra a diversos organismos catalanes, a la Universidad de Lyon y a la Universidad de Suiza Italiana.

En el marco de este proyecto diversos investigadores, psicólogos y psiquiatras estudian la expresión en redes sociales de personas que puedan padecer depresión o tendencias suicidas para extraer "perfiles comunes de comportamiento a través de análisis de datos e inteligencia artificial", lo que permite recopilar y anonimizar estos datos. En La Ventana de Galicia, la investigadora responsable del proyecto señalaba que "gracias a este trabajo hemos comprobado que el perfil de una persona con trastorno alimentario es el de una mujer joven, menor de 29 años -el 60% menor de 19- y con intereses en ejercicios extremos para perder calorías muy rápidas o el uso de laxantes". Explica Freire que con esa información son capaces de "lanzar campañas dirigidas a usuarios que encajen con estos perfiles con el teléfono de la esperanza o el de prevención del suicidio".

Uso en salud mental

Como resultado, se consiguió un aumento de un 60% del número de llamadas procedentes de redes sociales al Teléfono de Prevención del Suicidio o también de personas que han decidido pedir ayuda psicológica tras visualizar la campaña. “Este es un claro ejemplo de que la Inteligencia Artificial, utilizada de manera responsable", insiste Ana Freire, "puede repercutir muy positivamente en la sociedad. Esta responsabilidad implica que el tratamiento de datos se haga de manera completamente anónima".

La investigadora participará este jueves en una sesión del “Ciclo Aida Fernández Ríos”, promovido por la Real Academia Galega de Ciencias y la Diputación de Pontevedra, que se podrá seguir online.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00