Hoy por Hoy VigoHoy por Hoy Vigo
Fútbol
Celta

El Celta se deja cuatro puntos por la "intensidad" de Hernández Hernández

El colegiado canario anuló el gol a Jailson contra el Rayo y el penalti de Navas a Douvikas contra el Sevilla

VIGO (PONTEVEDRA, 31/03/2024.-El delantero del Celta de Vigo Iago Aspas, y el centrocampista del Rayo Vallecano Óscar Valentín, durante el partido de la jornada 30 de LaLiga EA Sports celebrado en el estadio Balaídos de Vigo.- EFE/ Salvador Sas / Salvador Sas EFE

Vigo

El Celta ha perdido cuatro puntos por defecto o exceso de intensidad. De intensidad interpretativa por el colegiado Hernández Hernández que, en dos polémicas decisiones, ha sido clave para que los vigueses dejasen de sumar cuatro puntos más contra Sevilla y Rayo en Balaídos. Si en el partido contra el Sevilla, el colegiado canario apeló a la baja intensidad del agarrón de Navas a Douvikas, ayer convirtió en alta intensidad el “empujón” de Carlos Domínguez a Óscar Valentin. Lo curioso es que en el penalti de Navas lo había señalado y decidió esperar y hacer caso al árbitro de VAR para ir a revisarlo, tomarse su tiempo viendo la acción, ver varias repeticiones y aceptar la decisión.

Sostiene Hernández Hernández que el agarrón de Navas a Douvikas no tenía la intensidad suficiente como para hacer caer a un delantero de 1,87 dentro del área. Los principales árbitros comentaristas creían que sí era una jugada clara de penalti y generó la decisión del colegiado mucha polémica. Polémica que se quedó en poco porque estamos hablando obviamente del Celta. Con ese penalti en el 95, el Celta podría estar a cinco puntos del descenso más otro punto del goal average general.

Pero ayer volvió a Balaídos el árbitro de la intensidad y aplicó su teoría al revés. Consideró que el supuesto empujón de Carlos Domínguez a Óscar Valentín tuvo la intensidad suficiente para derribar a un jugador como el rayista en plena carrera. Incluso calibró que a la intensidad se le sumaría la violencia para decidir pitar una falta en una acción que nada tiene que ver con la del remate de Jailson en el segundo palo. Y no necesitó ir al VAR a ver la acción. No necesitó ayuda alguna. El argumento es que como el árbitro pitó y hubo contacto pues ya estaría. Ojalá esa misma interpretación en el gol anulado a Larsen contra el Madrid, en el gol anulado a Larsen contra Las Palmas, en el gol anulado a De la Torre en Girona…en esos goles el árbitro de campo dio gol, no consideró que hubo infracción alguna pero decidieron hacer caso al árbitro de VAR y corregir su supuesto error. Lo curioso es que Hernández Hernández ya lo hizo en el penalti de baja intensidad de Navas. Ayer no lo consideró oportuno. Iturralde y la mayoría de árbitros de radios y medios de comunicación nacionales consideraron gol legal la acción. Incluso muchos de ellos, los nacionales, también abogaban por decir que el penalti de Espino a Aspas fue penalti. En el gol anulado contra el Rayo por Hernández Hernández por alta intensidad del “empujón”, hubiese podido dejar al Celta con un colchón de siete puntos del descenso, más otro del goal average.

Hernández Hernández ha decidido aplicar la física pero solo en Balaídos. Los newtons y la fuerza necesaria para proporcionar una aceleración de 1m/s2 a un objeto de 1 kg de masa vuelven a estar de moda siempre que juegue el Celta y arbitre Hernández Hernández.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00