Hoy por hoy en las RíasHoy por hoy en las Rías
Fútbol

Manuel González Ramallal, sociólogo: "El Deportivo se ha convertido en el alma de A Coruña"

"Mantener las tradiciones en las celebraciones deportivas refuerza y le da un carácter sagrado a este sentimiento colectivo", señala el experto en Sociología del Deporte

El fenómeno social del Dépor

El fenómeno social del Dépor

11:31

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1715771888311/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las imágenes de la afición del Deportivo apoyando a su equipo el pasado domingo, con decenas de miles de aficionados en las calles de la ciudad de A Coruña, prácticamente han dado la vuelta al mundo. Y eso ha hecho que se reactiven muchas preguntas que tenemos todos en la mente para tratar de entender un fenómeno social de estas características, el de la afición, tan identificada con su equipo, con un equipo de fútbol.

Así que hemos consultado con Manuel González Ramallal, que es profesor titular de Sociología en la Universidad de La Laguna, es doctor por la Universidade da Coruña con una tesis sobre sociedad y deporte, y es además investigador sobre sociología del deporte.

  • Usted tuvo la oportunidad precisamente de asistir a ese último partido del Deportivo en el que se logra el ascenso y de ver, por tanto, esa reacción social: las riadas de decenas de miles de personas, algunas de estas personas que pudieron entrar en el en el campo de fútbol, otras otros que simplemente estaban para apoyar desde el exterior y para ver el el partido desde el exterior. ¿Cómo podemos explicar una reacción social tan masiva, tan contundente en relación con el fútbol?

La verdad es que es impresionante. Llegando A Coruña, uno veía deportivistas por por todos los lados, estaban los aeropuertos salpicados de deportivistas que acudían al partido. Y es cierto que es un fenómeno sociológico de primera magnitud. O sea, en las últimas décadas el Deportivo se ha convertido un poco en el alma de la ciudad, pero no solo de la ciudad, sino que va incluso más allá. Se extiende mucho más allá ese vínculo, esa simbiosis entre la gente y el equipo. Da igual si te gusta el fútbol o no, da igual, efectivamente, si tenías entrada o no tenías entrada, pero sí hay un vínculo sentimental en la mayoría de la ciudadanía hacia el club local.

Y esto es algo bastante atípico en el fútbol español. Es habitual en otras culturas futbolísticas como la inglesa o la alemana. Pero ese sentimiento, ese ser del Dépor, se ha convertido, ya digo, en algo realmente excepcional, si tenemos en cuenta, además, que en las últimas décadas precisamente los éxitos deportivos han brillado por su por su ausencia.

  • Por tanto, ¿los fracasos han contribuido más a ese vínculo emocional que el propio éxito?

En cierto modo podemos decir que una derrota bien narrada y con ese vínculo sentimental que existe entre la gente y el equipo, esa derrota refuerza en la tragedia, en el fracaso, ese sentimiento, esa unión. En los malos momentos nos unimos todavía más para salir adelante y para conseguir los éxitos deseados. Por supuesto, nadie quiere ni desea perder, sentirse derrotado. Pero sí es cierto que si se gestiona bien, si se narra bien esa derrota, si se vive en términos positivos, eso refuerza los vínculos y refuerza la unión y la cohesión entre entre todos los que sienten el deportivismo.

  • De hecho, una de las cuestiones que más llama la atención tiene que ver con los aficionados jóvenes. Ellos no han vivido los grandes éxitos del Deportivo por una cuestión de edad. Lo que han visto fundamentalmente es un equipo y una afición que sufre. Aquí, entre los más jóvenes, ¿funciona también la necesidad de identificación, de pertenencia a un grupo o comunidad?

Sí, sin duda funciona para todos y para todas, independientemente de la edad en la que estén. En ese sentido, sí que resulta más llamativo este fenómeno que estaba comentando debido a que el perfil de gran parte del deportivismo son jóvenes y adolescentes que que nunca, hasta el pasado domingo, habían visto al Deportivo lograr ningún tipo de logro. Todos y todas necesitábamos saldar esa deuda emocional que hay con los más jóvenes. En ese sentido, yo creo que hay una fuerte socialización en el deportivismo por parte de los de los mayores. Los abuelos y los padres han sabido y se han esforzado en transmitir a sus hijos e hijas el sentimiento, la sensación y la emoción que pudimos vivir en los momentos de de mayor gloria deportiva.

  • ¿Puede estar operando aquí también otro elemento, una ausencia de otros referentes? El referente lo encuentran los jóvenes en el fútbol y singularmente en el Deportivo, quizá también porque no encuentran referentes en otros ámbitos.

No, yo creo que no es una cuestión de falta de referentes. Hoy en día y sobre todo a través de los de los medios de comunicación de las redes sociales y de las plataformas digitales los jóvenes se encuentran de manera rápida y se vinculan a otros referentes. Otra cuestión es la valoración que podamos hacer de cuáles son y quiénes son esos referentes. Pero es difícil encontrar un referente colectivo y creo que el Deportivo consigue aglutinar bastante bien esa necesidad de tener algún vínculo emocional, de tener algún referente. Pero yo no creo que que exista una falta de referentes. De hecho, una de las cuestiones excepcionales que tiene este fenómeno es precisamente el hecho de que habiendo tantos referentes sea justamente un club deportivo el que haga que gente de todas las edades, de todas las categorías sociales, de todos los lugares, se vinculen con Deportivo.

  • El pasado lunes, el que es ahora mismo director de El Ideal Gallego, Rubén Ventureira, destacaba como elemento simbólico la figura de Lucas Pérez porque decía que al final es un chaval de la grada, que es el que mete el gol del ascenso y lo celebra en el campo como si fuese uno más de de la grada. ¿Qué importancia simbólica le podemos conceder a esto?

Pues toda, toda la que podamos imaginar. E hecho de que ahora el Deportivo esté recibiendo tanta atención tiene también bastante que ver con ese plus identitario que implica tener a jugadores coruñeses, de nuestros barrios, gallegos o formados en las categorías inferiores. Yo creo que ese vínculo refuerza justamente el sentimiento de pertenencia. Por lo tanto, para mí es un de los de los leitmotiv de de todo este fenómeno: el hecho de poder contar y poder sentirnos justamente vinculados con referentes locales, que podría ser cualquiera, en un presente o en un futuro. Y creo que eso muestra el buen rumbo que ha tomado, sobre todo en términos de dirección deportiva, al contar con la cantera.

  • Ahora llega el éxito. El éxito del ascenso se produce, además, de unos años complicados a partir de la pandemia. ¿Un éxito como este puede llegar a influir en el estado de ánimo general de una ciudad, de una comarca, de una sociedad?

Sí, yo creo que en este caso, además, es bastante evidente por lo que comentaba al inicio, ese vínculo, ese pegamento social, entre el el equipo y la ciudad. De alguna manera, el Deportivo configura ciudadanía. Permite tener un cierto sentimiento colectivo como parte de una misma realidad, a través de de ese hábito común que existe de seguir al equipo, ya sea in situ o ya sea a través de los medios de comunicación, y que nos permite seguir sintiéndonos coruñeses y gallegos incluso estando fuera de la ciudad. Esto sí que es algo que me gustaría resaltar. El Deportivo es un referente social alto valor y de alto impacto. Probablemente esos impactos son difíciles de medir porque son muchos impactos económicos indirectos, son impactos que no tienen solo que ver con el capital económico, sino que tienen que ver también con el capital social, con el capital emocional. El deportivo es un poco el pulso del estado de ánimo de de la ciudad y es evidente en días como como el pasado domingo, cuando toda la ciudadanía y todos aquellos que llegaron de otros puntos se echaron a la calle para para vivir y experimentar la misma sensación y el mismo sentimiento.

  • Hemos asistido en las últimas horas a estas discrepancias entre el Deportivo y el Ayuntamiento de A Coruña. Eso ha impedido la recepción en el Palacio Municipal con la celebración tradicional de la salida al balcón de los jugadores para saludar a los aficionados que habitualmente se reúnen en la plaza de María Pita. Sigue pendiente además la celebración en Cuatro Caminos. ¿Qué relevancia tienen este tipo de celebraciones populares?

Tienen una importancia muy alta. El tema de los rituales es algo fundamental para justamente reforzar ese sentimiento de pertenencia. Cada vez el mundo del deporte y en concreto del fútbol se guía más por valores comerciales y de mercado. Y aún así los rituales deportivos continúan teniendo un lugar y una importancia destacada en las sociedades contemporáneas, porque encierran una gran carga simbólica. Mantener las tradiciones en las celebraciones deportivas refuerza y consagra -le da un carácter sagrado- este sentimiento colectivo del que vengo hablando. Le da un significado al nosotros. Somos un grupo social, somos un clan, somos una familia, somos una afición. Hay una necesidad, y normalmente en periodos estipulados y reconocidos como puede ser en este caso el éxito deportivo del ascenso, de celebrar ese ritual colectivo en espacios, además, a los que se les confiere ese carácter sagrado. No tiene un carácter religioso, sino que tiene un carácter laico. Pero esos lugares, esas plazas, esas fuentes, esos monumentos donde se celebran los éxitos deportivos continúan teniendo una trascendencia vital, y creo que es importante mantenerlos y respetarlos.

Sigue el canal de Radio Coruña en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Marcos Sanluis López

Marcos Sanluis López

Director de Contenidos de Radio Coruña Cadena SER. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Santiago...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00