Sociedad

Aguacates con sello mariñano: una plantación experimental busca diversificar el uso forestal

La comunidad de montes de Ove, en Ribadeo, plantará una hectárea para comprobar si es una producción viable en A Mariña y alternativa al eucalipto

Aguacates con sello mariñano: una plantación experimental busca diversificar el uso forestal

Aguacates con sello mariñano: una plantación experimental busca diversificar el uso forestal

10:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1717515211317/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En A Mariña las zonas forestales están, en su mayor parte, plantadas de pinos o eucaliptos. El paisaje se ha homogeneizado con la proliferación de este tipo de plantaciones madereras, hasta convertirse en lo habitual. Sin embargo desde la Comunidad de Montes de Ove, en Ribadeo, creen que en la diversificación está la riqueza y se han embarcado en un proyecto que pretende demostrarlo.

"En un monte de eucaliptos que se taló", explica Álvaro Doural, que forma parte de la directiva, "estamos realizando las labores de limpieza y retirando los troncos para poder plantar en torno a una hectárea de aguacates". Es el primer paso, pero antes de empezar a cultivar aún habrá que ejecutar otros. Entre ellos, el más costoso económicamente, está vallar la finca "porque sino podrían robarnos las plantas".

Cada una de ellas cuesta en torno a unos dieciocho euros y hay que plantarlas con una distancia de ocho metros entre ellas. De esta forma llenarán la hectárea de terreno que tienen reservada para este proyecto. Esperan poder empezar con la siembra pasado el verano, pero antes de eso aún tienen que conseguir más financiación.

Por supuesto, antes de embarcarse en este proyecto, han comprobado que fuese viable en la comarca: "En la zona ya hay otras plantaciones que funcionan bien, y nos estamos asesorando con una empresa asturiana que se dedica a esto".

Otra de las partes complicadas, quizás a la que Doural le ve mayor dificultad, es la venta y distribución del producto, pero "para eso aún hay que andar mucho camino", dice, y confía en que vayan a encontrarle salida a un producto muy demandado en el mercado. Una de las opciones que se plantean es crear algún organismo, "como una cooperativa", para hacerlo.

"Esto es un proyecto piloto", recuerda, "y no pretendemos el beneficio económico". Aunque "las facturas hay que pagarlas", eso sí, su intención es más bien aportar ideas y abrir vías de diversificación y desarrollo para los propietarios de montes en A Mariña. "Somos una asociación", dice, "y creo que debemos aportar a la comunidad". Asegura que no se va a quedar en un experimento abandonado una vez recojan la primera cosecha, sino que el proyecto tiene "vocación de futuro".

Alternativa al eucalipto

Dentro de ese retorno social que pretenden conseguir con la plantación experimental de aguacates está la de abrir caminos para otros usos forestales que quieran explorar los propietarios de los montes. Aunque Doural entiende que "en determinadas zonas se seguirá plantando eucalipto o pino, porque no valen para otra cosa, hay lugares en los que se pueden desarrollar otras plantaciones, sean aguacates o kiwis". A su parecer "en cualquier negocio hay una cosa que es clave, y es la diversificación". Aún así habrá que esperar los primeros resultados para comprobar que esta sea una opción viable.

A la par que esta iniciativa están desarrollando otra en la que van a recuperar A Fonte da Fraga da Arca, de la que antiguamente se abastecía Ribadeo, que ahora mismo está en desuso y no se aprovecha el agua. No solo van a rehabilitarla, sino que ellos mismos la emplearán en la plantación de aguacates.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00