Hora 25El análisis de Xavier Vidal-Folch
Opinión

Margarita Robles, por un estrecho pasillo

Se releva a un cargo técnico que es político, por un error aparentemente muy técnico, pero de impacto político. Y como si solo se hubiese remozado y repintado una vieja porcelana, ni siquiera unido sus añicos rotos. Qué sofisticación

Margarita Robles, por un estrecho pasillo

Margarita Robles, por un estrecho pasillo

01:50

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1652203578601/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Barcelona

Con mucha soltura. Margarita Robles ha transitado ágilmente hoy por un estrechísimo, casi obstruido pasillo. Y parece no haber quedado atrapada entre sus paredes. Ha cesado a la directora del CNI, pero sin decir que la destituía: solo la cambiaba, la sustituía por otra alta funcionaria del espionaje. La ha enviado a casa, pero sin humillarla. Es más, le ha dedicado sus más encomiásticas alabanzas, como si la estuviera condecorando. Ha reiterado que todos los espías, Paz Esteban la primera, cumplían y cumplen la ley. Pero le ha atribuido un error, quizá un error, un levísimo fallo: el de no haber informado de que el servicio espió al presidente, a ella misma y a algún otro ministro. Más que con un año de retraso. "Cabeza de turco", han descrito algunos. Pero más que de desdén a un turco parecía hablarse de loa a un sultán otomano.

Es decir, se releva a un cargo técnico que es político, por un error aparentemente muy técnico, pero de impacto político. Y como si solo se hubiese remozado y repintado una vieja porcelana, ni siquiera unido sus añicos rotos. Qué sofisticación.

Para rematar la faena, se ha abierto a desclasificar documentos... siempre que la iniciativa parta de un juez. Quizá sea el punto de encuentro que permita superar la crisis. Esquerra no ha pedido ya guillotinar a la ministra, un imposible: no se trata de que rueden cabezas, decía su portavoz. Pero pedía más. Nadie saltaba de alegría, pero todos parecían acercarse al punto de descontento relativo general desde el que sea posible pasar página, aunque sea medio en falso. Quizá.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad