Cine y TV

"¿Te estás descojonando de nosotros?": la surrealista reacción de una mujer tras ganar los 3.000 euros de 'El Hormiguero'

Reme reconoce que, a pesar de que lo estaba viendo en la tele, no se lo terminaba de creer

Santi Millán en El Hormiguero. / El Hormiguero

Madrid

El Hormiguero ha repartido este miércoles los 3.000 euros de su tarjeta OpenBank. Como viene siendo habitual desde hace ya varios años, el programa presentado por Pablo Motos llama a un número de teléfono al azar y le ofrece a la persona que está al otro lado del mismo la posibilidad de llevarse esta suma de dinero si responde correctamente a la pregunta ¿Sabe usted qué es lo que quiero? A partir de entonces, los millones de seguidores y seguidoras del programa tienen claro que en caso de que reciban una llamada en esa franja horaria, y les hagan esa pregunta, tienen que responder La tarjeta de El Hormiguero para llevarse el premio. Y es que, con esa simple respuesta, te llevarás la tarjeta de OpenBank valorada en 3.000 euros.

Más información

Una sección que tiende a dejar momentos de lo más reseñables que acaban siendo protagonizados tanto por aquellas personas que se piensan que se trata de una broma como de aquellos que acaban emocionándose por haberse llevado este premio tan suculento. Entre todas estas personas podemos encontrar a Reme, quien ha protagonizado este miércoles un momento para la historia del programa. Después de marcar un número de teléfono al azar, Pablo Motos le ofrecía a la actriz Malena Alterio la posibilidad de entregar el premio. Tras varios tonos en los que se llegó a valorar la posibilidad de colgar la llamada, la mujer al otro lado del teléfono respondía a la misma. Sin embargo, y después de que Alterio le hiciera la mítica pregunta, optaba por colgar: "Qué forma de perder 3000 euros, me ha dolido hasta a mí".

"Contesta que estás viendo la tele"

Dado que Malena Alterio no consiguió dar el premio, Pablo Motos le cedía el testigo al también actor Santi Millán para que probara suerte: "Haz un esfuerzo, intenta ser simpático". Después de que la mujer respondiera a la llamada, Millán le explicaba que le iba a hacer una pregunta "muy concisa": "¿Sabe usted qué es lo que quiero?". Como no contestaba, el equipo capitaneado por Pablo Motos pensaba que no se sabría la respuesta. No obstante, y dado que tenía el volumen del televisor bastante alto, descubrieron que estaba viendo el programa: "Contesta que estás viendo la tele".

Tras varios segundos de tensión, la mujer al otro lado del teléfono acabó diciendo "La tarjeta de el hormiguero" para llevarse los 3.000 euros. Después de celebrar por todo lo alto la respuesta de la ganadora, Pablo Motos le preguntaba por su nombre: "¿Cómo te llamas?". Sin embargo, la persona al otro lado del teléfono no respondía a las preguntas del presentador. Tanto es así que incluso llegaron a pensar que había colgado la llamada. Una vez más, el retroceso de la señal, unido al ruido que emitía el televisor de la señora demostraban que seguía ahí.

"¿Quieres perder los 3000 euros?"

Dado que seguía sin responder a la llamada, Pablo Motos advertía acerca de un "fenómeno extraordinario" en la historia de El Hormiguero: "Hay una persona que está viendo la tele y que no nos cree". Al ver que la mujer no respondía, Motos le volvía a preguntar por su nombre y comenzaba a cuestionarse si se estaba riendo de él a propósito: "¿Te estás descojonando de nosotros con tu silencio?". Mientras tanto, Trancas y Barrancas no dejaban de bromear por el silencio de la espectadora: "¿Quieres perder los 3000 euros?".

Como no respondía, Pablo Motos amenazaba con quitarle el premio. Esto llevó a la mujer a saludar nuevamente al presentador, a quien le explicaba que no había hablado hasta entonces porque no se creía lo que estaba viviendo. Sin embargo, el presentador de El Hormiguero le recordaba que estaba viendo el programa en directo: "Tú estás viendo en la tele todo lo que está pasando y aun así no te crees lo que estaba pasando". Mientras tanto, la mujer se limitaba a decir sí, sí, sí, lo que llevaba a Motos a preguntarse si era extranjera: "¿Hablas español? ¿Estás en Dinamarca?". Al ver que la mujer tan solo decía que sí, interrumpiendo así el ritmo del programa, el valenciano decidía pasar la llamada al equipo de producción para tomarle los datos. Y es que, a pesar de que descubrieron que se llamaba Reme, no obtuvieron más de una conversación para la historia.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad