Internacional

Las sospechas de plagio se ciernen sobre el nuevo McDonald’s ruso

El logo de la compañía guarda un enorme parecido con el de una empresa portuguesa de piensos, cuyo dueño rechaza cualquier vínculo con Rusia

Una camarera en uno de los establecimientos del recién estrenado Vkusno & tochka / KIRILL KUDRYAVTSEV

Lisboa

Las sospechas de plagio se han cernido este lunes sobre la empresa Vkusno & tochka (Sabroso y punto, en español), la nueva dueña de los restaurantes McDonald’s en Rusia. Pocos días después de presentar su nuevo logo, han saltado las alarmas en Portugal por el enorme parecido que mantiene con el de la empresa lusa Matosmix, una compañía del norte del país especializada en la venta de piensos para animales.

Más información

El responsable de comunicación y marketing de la compañía, João Matos, atribuye este hecho a una "infeliz coincidencia" y lamenta que la imagen de su empresa pueda ser relacionada con Rusia, en el contexto actual de guerra con Ucrania. "Quiero creer que no saldremos perjudicados, nosotros ya registramos este logo el año pasado y nuestros clientes entenderán que no tenemos ninguna relación con la empresa rusa", ha explicado a la SER.

Los responsables de la compañía ya han puesto en manos de su departamento jurídico posibles acciones, aunque Matos considera que será difícil emprender acciones legales, ya que el logotipo de su empresa solo está registrado en Portugal. En cualquier caso, insiste en rechazar cualquier relación con la empresa rusa y condena el conflicto iniciado por el Gobierno de ese país en Ucrania.

Venta de restaurantes

La compañía Vkusno & tochka se hizo con los 850 restaurantes de comida rápida de McDonald’s, después de que la empresa americana decidiera abandonar su actividad en Rusia por el conflicto con Ucrania. Un negocio que incluye a más de 60.000 trabajadores y que los nuevos dueños pretenden aumentar en los próximos años con la apertura de 150 restaurantes más, hasta llegar a los 1.000 establecimientos.

El precio de la operación no se ha hecho público, aunque el nuevo propietario, el empresario ruso Alexandr Govor, ha asegurado que está por debajo del precio de mercado. La cadena de restaurantes americana ha reconocido pérdidas de más 1.300 millones de euros, aunque el acuerdo ha dejado la puerta abierta a un posible regreso de la compañía en el futuro.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad