Hora 25Hora 25 de los Negocios
Economía y negocios

Impacto económico de las medidas

El gobierno aplicará un nuevo impuesto “temporal y excepcional” a los grandes bancos que se suma al ya anunciado sobre los beneficios extraordinarios de las energéticas. Analizamos el impacto de ésta y el resto de mediadas del debate del Estado de la Nación con Roberto Scholtes, de UBS España

Impacto económico de las medidas

Impacto económico de las medidas

19:30

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1657649992512/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Pocos detalles se conocen todavía sobre el nuevo impuesto a la banca que lanzará el Gobierno, pero han sido suficientes para provocar un terremoto político y bursátil este martes. Según ha señalado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, será “excepcional y temporal” y entrará en vigor el próximo año, aunque gravará los resultados que la banca obtenga ya en 2022.

Aunque la medida no ha gustado nada al sector -la Asociación Española de Banca habla de un nuevo escenario de mayor "inseguridad jurídica"-, Roberto Scholtes, director de estrategia de UBS en España ha explicado en Hora 25 de los Negocios que el nuevo tributo “no hace descarrilar el negocio. El incremento de beneficios por los tipos podría permitir compensar esta cantidad, la duda es como se puede instrumentar”.

Uno de los principales argumentos del ejecutivo para recaudar, según prevé, 1.500 millones de euros al año con este nuevo tributo, es que los grandes bancos van a beneficiarse de la normalización monetaria después de años jugando su partida en tipos históricamente bajos. “Este gobierno no va a tolerar que haya empresas o individuos que se aprovechen de la crisis para amasar mayor riqueza”, señalaba Sánchez en referencia también al otro gran tributo sobre los beneficios extraordinarios de las energéticas.

Enfrente, la patronal de la banca se escuda en que el aumento de tipos de interés no tiene por qué reflejarse estrictamente en la cuenta de resultados de las entidades financieras. A pesar de ello, Scholtes explica que “si el BCE se mueve del -0,5% al +1%, los beneficios de la banca europea se podría incrementar en un 50%”.

El anuncio de este nuevo tributo no ha gustado nada a los inversores y el sector se ha dejado casi un 9% en su cotización en los mercados este martes. Se trata de una “sobrerreacción”, en palabras de Scholtes. En cualquier caso, la sangría ha sido considerable: Sabadell ha llegado a caer más de un 12% y Caixabank ha cotizado con pérdidas que alcanzaban el 10% y otros como BBVA o Bankinter, perdían más de un 5%.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad